Carpaccio de calabacín con aguacate, cecina y trufa

Para empezar una comida de verano especial, este Carpaccio de calabacín con aguacate, cecina, parmesano y aceite de trufa es una buena opción si además quieres un plato ligero, muy sabroso y muy fácil de hacer. a continuación tienes las receta paso a paso, y ya sabes que puedes hacer algunas variantes, incluso para dietas vegetarianas, es tan simple como sustituir la cecina por tomate seco en aceite, por ejemplo,

Carpaccio de calabacín con aguacate, cecina y trufa

Quien todavía no haya probado el calabacín crudo por el motivo que sea, que lo haga ya preparando esta receta de Carpaccio de calabacín con aguacate, cecina y trufa, además de ser un plato muy fácil de hacer, es un entrante ligero, nutritivo, con un juego de sabores exquisito, y que al final sabrá a poco, por lo que seguramente no se tardará muchos días en repetir.

Los que ya sois consumidores habituales de esta hortaliza sin cocinar, también lo vais a disfrutar igual, y por cierto, si se desea que este carpaccio de calabacín sea un plato vegetariano, simplemente hay que eliminar la cecina de los ingredientes, y se puede sustituir, por ejemplo, por un poco de tomate seco en aceite de oliva cortado también en tiras o en daditos, os garantizamos que os va a encantar.

Ingredientes (4 comensales)

  • 2 calabacines pequeños
  • ½ aguacate
  • 1 o 2 lonchas de cecina
  • un trozo de queso parmesano
  • unas escamas de sal Maldon (opcional),
  • 1 c/s de semillas de sésamo tostadas y molidas
  • c/n de aceite de trufa
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Lava bien los calabacines porque se van a comer con piel, si tienes posibilidad, cómpralos ecológicos. Con ayuda de una mandolina, saca láminas finas de calabacín. Puedes realizar el corte inclinando ligeramente la pieza para que salgan láminas un poco alargadas.

Pela el aguacate y córtalo en daditos pequeños, corta la cecina en tiras finas y no muy largas, y saca unas lascas de queso parmesano con ayuda del pelador de vegetales o con la mandolina, y después rómpelas con las manos.

Carpaccio de calabacín con aguacate, cecina y trufa

Muele las semillas de sésamo tostadas en el molinillo de café o en un suribachi, no lo hagas con las semillas calientes para que no saquen su grasa. Otra opción es aprovechar el resto de sésamo que queda después de hacer aceite con el extractor Olix.

Prepara el aderezo, mezcla el aceite de trufa y el aceite de oliva virgen extra, puedes hacer 50/50 para que no quede muy intenso el aroma y el sabor de la trufa. Imprescindible que ambos aceites sean de calidad, y también se puede hacer sólo con aceite de oliva virgen extra.

Acabado y presentación

Coloca en los platos las láminas de calabacín de forma ordenada sobre ellas, reparte los daditos de aguacate, las tiras de cecina, el parmesano desmigado, y las semillas de sésamo molidas. Como comentábamos, la sal es opcional, pues tanto el queso como la cecina ya son bastante salados. Para terminar, adereza con la mezcla de aceites de trufa y oliva y sirve enseguida. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...