Helado de capuccino. Receta fácil

Si buscas una receta fácil para hacer un helado de café y nata en casa, aquí tienes una propuesta que te ayudará a conseguirlo con éxito. Este helado de capuchino está riquísimo, queda bastante cremoso y se puede hacer con la intensidad de café y de dulzor que cada uno desee.

Helado de capuccino

Estos últimos días hemos estado elaborando varios helados caseros para tener variedad para una próxima cena en casa que vamos a celebrar, y uno de ellos es el Helado de capuccino cuya receta podréis leer a continuación y tomar nota, pues seguro que a muchos os gustará probarlo. Es una receta fácil para hacer helado casa y que encantará a quienes les gusta el café en los postres, a quienes les encantan los helados y también a los que no pueden dejar de añadir algo de chocolate a sus degustaciones dulces.

Pues lo dicho, a continuación os dejamos con la receta de Helado de capuccino que podréis hacer en vuestra heladora o simplemente en un recipiente con tapa hermética y que sea buen conductor de la temperatura. Ya sabéis que en este caso deberéis ir batiendo el preparado cada media hora, sacándolo del congelador, hasta que esté prácticamente helado. Y si lo hacéis con una sencilla heladora, seguid leyendo…

Ingredientes

  • 100 gramos de leche
  • 20-30 gramos de café soluble (variar la cantidad según la intensidad de café deseada)
  • 30 gramos de azúcar de mesa
  • 400 gramos de nata 35% M.G.
  • 60 gramos de azúcar invertido
  • bolitas de chocolate crujientes o nibs de cacao (opcional)
  • salsa de chocolate y café (opcional).

Elaboración

Para hacer el helado en la heladora es necesario tener el recipiente de la misma en el congelador unas horas antes, y los ingredientes bien fríos. Los que se tengan que cocer o calentar deberán reposar en el frigorífico al menos dos-cuatro horas.

Para empezar a preparar el helado de capuccino fácil, calienta la leche lo suficiente para disolver el café soluble y el azúcar de mesa. Una vez que se ha disuelto, deja enfriar y reposar en el frigorífico.

Mezcla la leche con café y azúcar con la nata bien fría y con el azúcar invertido. Una vez obtenida una mezcla homogénea, prepara la heladora (sin compresor). Saca el vaso del congelador, ponlo en la máquina y ponla en marcha, entonces vierte el preparado del helado por el bocal.

Helado de capuccino

Deja trabajar la heladora durante unos 30 minutos aproximadamente, entonces añade las bolitas de chocolate o los nibs de cacao si decides incorporarlos y deja que se repartan bien. Finalizado este proceso, vierte el helado, que habrá adquirido mucho volumen, pero le faltará un tiempo en el congelador para coger la textura ideal, en un recipiente con tapa hermética, a ser posible de acero inoxidable u otro que vaya bien para el congelador.

Antes de tapar, vierte un poco de jarabe de chocolate y café dibujando surcos sobre el helado. Introduce la tarrina en el congelador y déjalo el tiempo necesario para que tenga la textura deseada. Recuerda que el servicio del helado requiere una temperatura de unos -10 o -12º C, por lo que, si pasa muchas horas en el congelador, antes de servirlo déjalo a temperatura ambiente unos cinco o diez minutos.

Acabado y presentación

Sirve el helado de capuccino en cucuruchos o en copas de postre, en este caso, puedes acompañarlo con galletas, barquillos… y si lo deseas, añadir un poco más de sirope o jarabe de chocolate y café. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...