Mugcake de arándanos y nueces

Con esta receta de Mugcake de arándanos y nueces podéis hacer felices a vuestra familia, pues les podréis preparar (o se podrán preparar) un desayuno fácil y delicioso cualquier día de la semana, y más que digno para un desayuno especial el fin de semana. En menos de cinco minutos dispondréis de un pastelito que además de rico, es nutritivo y saludable. Os explicamos la elaboración paso a paso.

Mugcake de arándanos y nueces

Seguimos trabajando en no permitir que tengáis ni na excusa para no desayunar rico y sano cualquier día de la semana y sin necesidad de recurrir a los cereales azucarados, las galletas, la bollería y demás ultraprocesados que la industria alimentaria expone en todos los supermercados y en estas fechas, encima, con el gancho de ‘la vuelta al cole’ para que llenemos las mochilas de los niños de calorías no nutritivas. Hoy lo hacemos proponiéndoos que preparéis un mugcake de arándanos y nueces, ya sabéis que se trata de un bizcocho hecho en el microondas para el que no se necesitan ni cinco minutos, así que tomad nota de la receta.

Este desayuno, que también puede ser una merienda, puede tomarse en casa ante de salir o llevarlo en una fiambrera a la escuela, al trabajo, al parque o donde corresponda. Cuando lo probéis veréis que no tiene nada que envidiar a la bollería industrial, es más, va a permitir identificar sabores reales de ingredientes saludables. Este bizcocho de arándanos y nueces es sólo una idea, podéis hacer muchas variantes con otras frutas, otros frutos secos, añadiendo un poco de cacao desgrasado o harina de algarroba… Os va a encantar crear vuestros mugcakes al gusto.

Ingredientes (Por persona)

  • 40 gramos de copos de avena integral molidos
  • 50 gramos de claras de huevo
  • una pizca de levadura en polvo
  • 10 gramos de aceite de coco
  • 2 c/s de yogur griego
  • un chorrito de bebida vegetal o leche (para darle la densidad necesaria a la masa)
  • c/n de endulzante o edulcorante al gusto
  • 2-3 nueces
  • un puñado de arándanos frescos.

Elaboración

En una taza apta para microondas pon la avena integral molida (también puede ser harina de avena integral), añade las claras de huevo, la levadura, el aceite de coco y el yogur griego. Bate con la cuchara hasta obtener una mezcla homogénea.

Para darle más ligereza y una densidad adecuada, añade un chorrito de bebida vegetal o leche, pero no demasiada. Entonces trocea las nueces e incorpóralas a la mezcla, añade también un puñadito de arándanos frescos. Si prefieres otras frutas como las fresas o unos daditos de manzana, puedes utilizarlas si quieres.

Mugcake de arándanos y nueces

Mezcla de nuevo para que las nueces y la fruta se repartan e introduce la taza en el microondas, colocándola en un lado del plato, no en el centro, y programa 1’45 o 2 minutos a potencia máxima (nuestro microondas es de 1.000 W, pero con 800 W no hay mucha diferencia). Recuerda que la taza no puede quedar llena con la masa porque durante la cocción subirá el bizcocho y se podría salir.

Retira el mug cake del microondas y comprueba con un palillo que el centro está hecho, entonces déjalo enfriar o al menos que pierda temperatura.

Acabado y presentación

Puedes tomar este bizcocho en la misma taza o pasarlo a un plato y completar la presentación añadiendo unos arándanos frescos, unos trocitos de nueces, unos chips de coco, unas rodajas de plátano (buenísima combinación), unas semillas molidas, un sirope de chocolate sin azúcar… al gusto. ¡Buen provecho!

Mugcake de arándanos y nuecesMugcake de arándanos y nuecesMugcake de arándanos y nueces

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...