Cómo preparar una manzana para llevar en la fiambrera

Aquí tenéis un truco para preparar la manzana cortada, para introducirla en la fiambrera que se va a llevar al colegio o al trabajo, y evitar en lo posible que se oxide. Aunque habrá muchas personas que piensen que una manzana se puede comer fácilmente a mordiscos, para otros no es la mejor opción, y tenerla cortada en rodajas hará que sea más cómodo comer esta fruta.

Cómo preparar una manzana para llevar en la fiambrera

La manzana es una fruta muy fácil de transportar a cualquier lugar, llevarla al trabajo o a la escuela para desayunar, tomar a media mañana o merendar es sencillo, basta con lavarla bien y después comerla a mordiscos. Pero no a todos les va bien comer la manzana de esta manera, sobre todo a los niños, y lo de cortarla con las manos es para muy mañosos.

Llevar esta fruta cortada en el táper ya sabemos en qué acaba, una manzana oxidada que a simple vista echa para atrás. Así que hoy os vamos a mostrar una idea sobre cómo preparar una manzana para llevar en la fiambrera, la pieza de fruta va cortada en rodajas, por lo que será muy fácil de comer incluso con piel, pero a la hora de guardarla se recompone.

Como podéis apreciar en las fotos, a pesar de que la manzana está cortada, recupera fácilmente su forma y de este modo se reduce el contacto de la fruta con el aire, y su consecuente oxidación. Para preparar la manzana de este modo se necesitan dos utensilios de cocina, un descorazonador y un cuchillo.

Cómo preparar una manzana para llevar en la fiambrera

Para empezar, y después de lavar bien la fruta, hay que retirar el corazón de la manzana con el utensilio adecuado, una vez extraída esta porción, se pueden cortar las rodajas con el grosor deseado, siempre en sentido horizontal. Después se reconstituye la pieza volviendo a colocar las rodajas en su posición e introduciendo el corazón de la manzana en su lugar.

Para darle mayor firmeza y que la manzana quede más apretada, antes de introducirla en la fiambrera o en una bolsa se puede colocar una goma elástica a su alrededor o envolverla con film transparente. Una vez en el trabajo o en la escuela, para comerla no habrá más que retirar el protector y el corazón de la fruta, obteniendo las rodajas que serán tan fáciles de comer como una galleta.

Por si os queda alguna duda sobre cómo cortar la manzana para llevarla en fiambrera y evitar que se oxide, a continuación os dejamos un vídeo de DaveHax en el que podéis verlo claramente. Además, lo cuenta como si fuera una historia, y seguro que para muchos es real: Preparas el almuerzo para que los niños lo lleven a la escuela, con su sándwich unas hortalizas cortadas y una manzana (entera) y el resultado es que se han comido todo menos la manzana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 3
Loading ... Loading ...