Tosta de anguila ahumada y calabaza asada

Compartimos una nueva receta con anguila ahumada con la que vais a disfrutar de una tapa para chuparse los dedos, aunque esta Tosta de anguila y calabaza asada puede formar parte de los entrantes de una comida o cena informal. Es muy fácil de hacer y la combinación de sabores y texturas conquista a los paladares más exigentes.

Tosta de anguila ahumada y calabaza asada

La anguila ahumada la comemos a menudo sobre una tostada de pan crujiente, pues el contraste de texturas es excelente, también ayuda a suavizar la intensidad del sabor de este pescado ahumado, igual que lo hacen el resto de ingredientes con los que solemos acompañarlo. Así que hoy os traemos una rica idea para disfrutar de una Tosta de anguila ahumada y calabaza asada que podréis preparar como aperitivo o como parte de una cena informal, por ejemplo.

La calabaza aporta este toque dulzón que a muchos nos gusta notar (al menos de vez en cuando) en los platos salados, aunque todo depende de cómo y cuánto se condimente. La anguila aporta ese toque ahumado que nos encanta y que muchas veces recrea el ambiente hogareño del otoño (de un otoño frío, claro) o del invierno junto al fuego a tierra. Y comer con las manos es uno de los mayores placeres, si después hay que chuparse los dedos se supera, ¿verdad? Pues tomad nota de la receta de esta Tosta de anguila y calabaza, porque es muy fácil de hacer y comerla es un placer.

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 rebanadas de pan de chapata
  • 180 gramos de calabaza asada al horno
  • 2 dientes de ajos asados
  • ½ c/p de copos de ñora
  • ½ c/p de copos de pimentón agridulce
  • c/n de sal fina
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • 4 filetes de anguila ahumada
  • 1 rodaja de manzana Granny Smith
  • 8 grosellas (opcional)
  • c/n de sal negra de Hawái.

Elaboración

Pon una plancha a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra para tostar las rebanadas de pan por los dos lados, que queden crujientes.

La calabaza puede estar templada o fría para preparar esta receta, y para preparar el puré, elegimos la técnica rústica de chafarla con el tenedor. Así que pon la calabaza pelada y sin semillas en un bol y añade los ajos asados pelados, los copos de ñora, los copos de pimentón agridulce y una pizca de sal fina.

Tosta de anguila ahumada y calabaza asada

Machaca con el tenedor hasta obtener un puré y añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra, mezcla bien y prueba para rectificar, sin darle el punto de sal porque luego se añade sal negra y la anguila también aporta sal.

La anguila ahumada suele comprarse envasada al vacío, unos diez minutos antes de utilizarla, abre el paquete y deja que se atempere. Lava la manzana, corta la rodaja y saca unos bastoncitos, pueden ser con piel o sin piel, como se prefiera.

Acabado y presentación

Unta con el mismo tenedor las tostadas con el puré de calabaza asada, coloca encima el filete de anguila ahumada y a continuación la manzana, se pueden poner tres o cuatro bastones si se desea, el contraste de sabor y textura es ideal. Añade las grosellas (opcional) y condimenta con la sal negra de Hawái y unos copos de ñora, para terminar adereza con un hilo fino de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...