Receta de níscalos con huevo, piñones y tomates secos

Siempre decimos que los níscalos o robellones son una delicia simplemente cocinados con un buen aceite de oliva virgen extra, unos ajitos y algo de perejil, pero también hay otras formas de prepararlos que nos hacen disfrutar, y tan sencillas como esta receta níscalos con huevo, piñones y tomates secos que os recomendamos probar, está para mojar pan.

Receta de níscalos con huevo, piñones y tomates secos

Esta mañana encontrábamos en nuestra frutería una cesta, no demasiado grande, con níscalos. Dado el clima y la ausencia de lluvias propias del otoño, hay mucha escasez de setas, pero nos han asegurado que eran de la zona y recién recolectadas, así que nos hemos llevado unas pocas para hacer la comida de hoy. El resultado ha sido más que satisfactorio, así que queremos compartir con vosotros nuestra receta de níscalos con huevo, piñones y tomates secos.

Es una receta sencilla, pero es una combinación deliciosa que os animamos a probar en cuanto tengáis ocasión. Es como comerse unos huevos rotos pero en lugar de hacerlo sobre unas patatas fritas, lo hacemos sobre las setas, además añadimos unos sabrosos tomates secos en aceite y los piñones que tan bien armonizan siempre con los níscalos o robellones. A continuación os contamos como hacer estos huevos rotos con níscalos, es un plato muy fácil y rápido de hacer, esperamos que lo probéis en cuanto las setas lleguen a vuestra cocina.

Ingredientes (4 comensales)

  • 1 kilo de níscalos
  • 4 dientes de ajo
  • 15-20 uds. de tomates secos en aceite de oliva virgen extra
  • 1 ramita de romero fresco
  • 2 c/s de piñones nacionales
  • 4 huevos (se pueden poner dos por persona)
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal.

Elaboración

Limpia los níscalos cuidadosamente, córtales el pie para cocinarlos por separado (del sombrero) y si son setas grandes córtalas en dos o tres trozos, si son pequeñas puedes dejarlas enteras.

Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas finas. Escurre los tomates secos del aceite y córtalos en una juliana no muy fina, si son tomates tipo pera, córtalos transversalmente para que no sean trozos demasiado largos.

Deshoja el romero y pícalo (se pueden dejar algunas hojas enteras, a nosotros nos gusta porque se ven y porque se mastican). Prepara los piñones, recuerda comprar los que se cultivan en nuestro país, mucho mejores en cuanto a sabor y textura que los chinos.

Receta de níscalos con huevo, piñones y tomates secos

Pon una sartén amplia a calentar con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y saltea los níscalos, añade sal al gusto y el romero. Cuando estén casi hechos, añade los ajos laminados, los tomates secos y los piñones, termina la cocción cuando los piñones y los ajos estén ligeramente dorados.

En una sartén con abundante aceite fríe los huevos como haces normalmente y como más gusten a tus comensales, con puntilla, sin ella, con la yema cruda o cuajada… lo importante es que disfruten del plato.

Acabado y presentación

Sirve en los platos una base de níscalos con sus ajitos, tomates y piñones, coloca encima los huevos fritos y termina de repartir los piñones y tomates secos del salteado de setas. Añade un poco de sal en los huevos y sirve enseguida con un buen pan de payés (u otro al gusto) para mojar o para acompañar el plato si se prefiere romper los huevos y mezclarlos con los níscalos. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...