- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Envases bioplásticos hechos con algas

Evoware es una startup (empresa emergente) que trabaja en el desarrollo de soluciones ecológicas para hacer frente al problema de los residuos plásticos como, por ejemplo, los envases bioplásticos hechos con algas, producto ecológico biodegradable, comestible y además nutritivo. Esta empresa se ha construido sobre dos valores principales, la innovación y la colaboración, se define como respetuosa con el medio ambiente y es socialmente responsable, ya que ofrece un modo de sustento para quienes se dedican al cultivo de algas.

Hasta la fecha ha producido artículos como Ello Jello, se trata de una taza de un solo uso que se puede comer o utilizarla como fertilizante vegetal, ya que es compostable y biodegradable en 30 días. Para quienes prefieren comerse la taza, hay que decir que se ofrece con diferentes sabores naranja, litchi, té verde y menta, no contiene gelatinas, conservantes ni ninguna sustancia química artificial. Esta taza se puede conservar durante tres días a temperatura ambiente y siete días en la nevera, en caso de que se desee consumir por su contenido nutricional.

Otro producto destacable son los envases bioplásticos, estos se pueden personalizar para incluir el logo de una marca y darles un sabor y color específico, adaptándose a las necesidades de cada empresa. Su rango de aplicaciones es extensa, se pueden utilizar para envolver alimentos como una hamburguesa, fabricar bolsitas para preparar las infusiones, etc. El bioplástico elaborado con algas es imprimible y termosellable, se disuelve fácilmente en agua tibia generando cero residuos, y tiene un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales, pudiendo consumirse sin ningún problema. A esto hay que añadir que cuenta con dos años de vida útil sin necesidad de conservantes, siempre que se conserve en un lugar fresco y seco.

Este material también se comercializa como una especie de pastillas que integran especias y que se pueden añadir a una sopa para enriquecerla, si se utiliza como envoltorio de una hamburguesa se puede consumir tal y como se puede ver en el vídeo. En este caso, es de suponer que el envoltorio no integra ningún sabor a fin de no malograr el propio de la hamburguesa.

La empresa ha creado otras soluciones cuyo cometido no es alimentario, en este caso el material se combina con resina de Damar, resina natural de color amarillo pálido que se extrae de los árboles de las selvas tropicales del sur de Asia. Esta resina facilita que el material resultante pueda contener otros productos como, por ejemplo, los de higiene personal, champú, pasta dentífrica, etc.

El producto ha sido patentado, ha recibido un certificado de garantía de seguridad alimentaria y además cuenta con la certificación halal. Lamentablemente en la página web de la empresa no explican cómo producen el embalaje, algo que seguramente es del interés de la mayoría de personas. Evoware comenta que muchos agricultores de algas viven en la pobreza, sus hijos sufren desnutrición y falta de educación, por lo que contribuir a que la empresa crezca supone proporcionar a estas familias sustento y bienestar. Por otro lado, destaca que con sus productos se reduce la generación de residuos plásticos y las emisiones de gases contaminantes, y se favorece la conservación de los mares y el bienestar de los ecosistemas marinos.

Sin duda, se trata de una innovadora apuesta, aunque es difícil saber si los productos que ofrece serán del interés de la industria alimentaria, al menos en el mercado occidental. Podéis conocer más detalles de los envases bioplásticos de Evoware a través de su página oficial.

Envases bioplásticos hechos con algas

Posted By VelSid On In Nuevas tendencias | 1 Comment

Evoware es una startup (empresa emergente) que trabaja en el desarrollo de soluciones ecológicas para hacer frente al problema de los residuos plásticos como, por ejemplo, los envases bioplásticos hechos con algas, producto ecológico biodegradable, comestible y además nutritivo. Esta empresa se ha construido sobre dos valores principales, la innovación y la colaboración, se define como respetuosa con el medio ambiente y es socialmente responsable, ya que ofrece un modo de sustento para quienes se dedican al cultivo de algas.

Hasta la fecha ha producido artículos como Ello Jello, se trata de una taza de un solo uso que se puede comer o utilizarla como fertilizante vegetal, ya que es compostable y biodegradable en 30 días. Para quienes prefieren comerse la taza, hay que decir que se ofrece con diferentes sabores naranja, litchi, té verde y menta, no contiene gelatinas, conservantes ni ninguna sustancia química artificial. Esta taza se puede conservar durante tres días a temperatura ambiente y siete días en la nevera, en caso de que se desee consumir por su contenido nutricional.

Otro producto destacable son los envases bioplásticos, estos se pueden personalizar para incluir el logo de una marca y darles un sabor y color específico, adaptándose a las necesidades de cada empresa. Su rango de aplicaciones es extensa, se pueden utilizar para envolver alimentos como una hamburguesa, fabricar bolsitas para preparar las infusiones, etc. El bioplástico elaborado con algas es imprimible y termosellable, se disuelve fácilmente en agua tibia generando cero residuos, y tiene un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales, pudiendo consumirse sin ningún problema. A esto hay que añadir que cuenta con dos años de vida útil sin necesidad de conservantes, siempre que se conserve en un lugar fresco y seco.

Este material también se comercializa como una especie de pastillas que integran especias y que se pueden añadir a una sopa para enriquecerla, si se utiliza como envoltorio de una hamburguesa se puede consumir tal y como se puede ver en el vídeo. En este caso, es de suponer que el envoltorio no integra ningún sabor a fin de no malograr el propio de la hamburguesa.

La empresa ha creado otras soluciones cuyo cometido no es alimentario, en este caso el material se combina con resina de Damar, resina natural de color amarillo pálido que se extrae de los árboles de las selvas tropicales del sur de Asia. Esta resina facilita que el material resultante pueda contener otros productos como, por ejemplo, los de higiene personal, champú, pasta dentífrica, etc.

El producto ha sido patentado, ha recibido un certificado de garantía de seguridad alimentaria y además cuenta con la certificación halal. Lamentablemente en la página web de la empresa no explican cómo producen el embalaje, algo que seguramente es del interés de la mayoría de personas. Evoware comenta que muchos agricultores de algas viven en la pobreza, sus hijos sufren desnutrición y falta de educación, por lo que contribuir a que la empresa crezca supone proporcionar a estas familias sustento y bienestar. Por otro lado, destaca que con sus productos se reduce la generación de residuos plásticos y las emisiones de gases contaminantes, y se favorece la conservación de los mares y el bienestar de los ecosistemas marinos.

Sin duda, se trata de una innovadora apuesta, aunque es difícil saber si los productos que ofrece serán del interés de la industria alimentaria, al menos en el mercado occidental. Podéis conocer más detalles de los envases bioplásticos de Evoware a través de su página oficial.