Frosting de chocolate y calabaza. Receta saludable

Con sólo dos ingredientes se puede hacer esta receta saludable para los más golosos y chocoadictos, para decorar tartas, pasteles, mugcakes, muffins… lo que os apetezca. Lo ideal es que sea algo que también se haya hecho con ingredientes saludables. Tomad nota de este frosting de chocolate y calabaza sin grasas insanas ni exceso de azúcares, os irá bien para vuestros postres y elaboraciones reposteras.

Frosting para pasteles

Un frosting es como se conoce popularmente a una crema o glaseado con la que se cubren y decoran pasteles, cupcakes y otras elaboraciones de repostería. En principio es una preparación muy alta en azúcares y en grasas, pero como somos muy golosos (la población en general) y buena parte de la salud entra por la boca, es necesario hacer algunos cambios en las fórmulas o recetas de este tipo de elaboraciones, por eso actualmente hay muchos tipos de frostings que se pueden considerar saludables, como el que hoy compartimos con vosotros porque sabemos que os va a sorprender y cuando lo probéis os va a encantar, se trata de un frosting de chocolate y calabaza.

Esta cobertura dulce está exquisita, pocos pueden imaginar que su base es la calabaza, un alimento nutritivo que da mucho juego en la cocina y en repostería. Como veréis en nuestra receta de frosting de calabaza y chocolate, sólo son dos ingredientes los necesarios para elaborarla, así que elegid los de mejor calidad. La calabaza fresca, nada de conservas, y el chocolate, que sea con un elevado porcentaje en cacao, pues a partir del 70-80% ya se considera un buen producto procesado, y además se puede elegir sin azúcar. Con este frosting saludable podemos enriquecer y decorar tartas y pasteles, muffins y cupcakes, mugcakes, e incluso un postre con fruta fresca, ¿queréis algunas ideas?

Ingredientes

  • 250 gramos de calabaza pelada (variedad butternut o cacahuete)
  • 130 gramos de chocolate al 85% (si puede ser sin azúcar).

Elaboración

Trocea la calabaza en dados, no hace falta que sean regulares, es para que tengan un pequeño tamaño y se cueza rápido. Una vez cortada, ponla en un recipiente apto para microondas e introdúcelo en él, programa unos 5-7 minutos a 800W. Comprueba que está bien blandita para que se triture y quede bien cremosa.

En otro recipiente apto para microondas pon el chocolate negro troceado, también puedes utilizar perlas o gotas de chocolate. Introdúcelo en el microondas en tiempos de 30 segundos para que se funda. Ve comprobándolo cada vez y cuando quede poco chocolate para fundir, bátelo con una espátula para ayudarle a fundirse totalmente. Si lo pones más tiempo en el microondas corres el riesgo de que se queme.

Mientras se prepara el chocolate, tritura la calabaza hasta obtener un puré fino. El peso aproximado una vez preparada la pulpa de calabaza triturada será de unos 160 gramos. Entonces, estando la calabaza todavía caliente, añade el chocolate fundido y mezcla bien.

Tapa el recipiente y déjalo en el frigorífico para que se enfríe. También puedes pasar directamente el frosting a una manga pastelera y dejarlo después en el frigorífico, según el uso que le vayas a dar.

Acabado y presentación

La presentación de este frosting o glaseado de chocolate y calabaza lo decides tú, cuéntanos, ¿en qué postre lo servirás?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...