Sparkling Gold, ‘convertir el agua en vino’

La empresa SodaStream ha lanzado en Alemania para su SodaStream, un electrodoméstico que trasforma el agua del grifo en agua carbonatada a la que se le pueden añadir sabores, un preparado denominado Sparkling Gold, con el que se puede convertir el agua en una bebida similar al vino Riesling.

SodaStream

SodaStream es una empresa que comercializa un pequeño electrodoméstico con el mismo nombre que convierte el agua del grifo en agua carbonatada o soda en unos segundos. El aparato se ofrece como una alternativa a los refrescos carbonatados comerciales para aquellos consumidores que consideran que el agua es una bebida aburrida, recordemos que hasta un 20% de los estadounidenses se quejan de que el agua sabe a agua, que es insípida y por ello buscan alternativas como el agua con sabor, por lo que les puede encajar el electrodoméstico.

Pues bien, ahora esta empresa ha dado un paso más allá y ha creado una nueva línea bautizada con el nombre de Sparkling Gold, anunciada como una opción para “convertir el agua en vino”. Básicamente se trata de un preparado que se añade al agua carbonatada y que la convierte en una bebida que se asemeja al vino Riesling que se elabora en Alemania. La empresa comenta que este “vino” contiene un 10% de volumen alcohólico y ofrece un sabor afrutado, eso siempre que prepares la formulación proporcionada por la empresa, una parte del concentrado preparado por cinco partes de agua carbonatada.

Con Sparkling Gold se espera que los clientes puedan disfrutar de una variedad de bebidas espumosas a partir del agua del grifo, aunque a las bebidas resultantes no se les puede denominar ‘vino’ ni por asomo. La empresa explica que es una alternativa a tener que abrir un vino espumoso y tener que consumir toda la botella, Sparkling Gold lo consideran ideal para tener un momento de placer en casa tras finalizar la jornada de trabajo.

SodaStream no informa sobre los ingredientes de este preparado que se agrega al agua carbonatada, sólo explica que es el resultado de un proceso de desarrollo innovador que tiene el objetivo de facilitar que los consumidores disfruten de una variedad de bebidas espumosas, ampliando el abanico de bebidas que se pueden elaborar con la máquina.

Según una investigación de mercado independiente realizada el pasado mes de octubre en Alemania, el 76% de las personas encuestadas disfrutaban del sabor de SodaStream Sparkling Gold tanto o más que con las marcas francesas de champán Moet & Chardon y Veuve Clicquot. Claro, que en esta encuesta sólo participaron mujeres y además la cantidad de la muestra fue muy pequeña, sólo 100 participantes, por lo que es un estudio que se puede cuestionar por varias razones.

Preparar agua carbonatada con sabores puede tener sentido, pero imitar el sabor del vino Riesling e incluir su contenido alcohólico ya no lo tiene tanto. La empresa lo presenta como un alternativa para quienes quieren disfrutar de una bebida que no sea vino en días festivos, pero sigue sin convencernos. La botellita del preparado Sparkling Gold se ofrece en una pequeña botella de color dorado de 200 mililitros como si se tratase de algo exclusivo y especial, con ella se pueden preparar 12 copas de ‘vino’ para disfrutar, por ejemplo, en las fiestas navideñas. Coincidiréis con nosotros que es preferible disfrutar de un auténtico vino, seguramente.

En cualquier caso, parece ser que de momento, y según leemos aquí, el preparado es una edición limitada que sólo se comercializará en Alemania y no se conoce el precio. Es posible que se trate de una prueba, dependiendo de su aceptación quizá la empresa termine introduciéndolo como un producto más ampliando la gama de preparados de la que dispone. Podéis conocer más detalles del nuevo producto, así como el funcionamiento del aparato SodaStream a través de la página oficial de la empresa en Alemania.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...