Truco de Cocina: Utilizar un colador como soporte para los bombones o cakepops bañados con chocolate

Hoy os traemos un truco de cocina que puede parecer tonto, pero en alguna ocasión os puede resultar útil, se trata de utilizar un colador como soporte para los bombones o cakepops bañados con chocolate, por ejemplo. Lo cierto es que puede servir para cualquier elaboración dulce o salada que vaya ensartada en un palito y no pueda apoyarse.

Truco de Cocina

Cuántas veces habremos hecho unos cakepops, unas piruletas o unos bombones bañados en chocolate que no hemos sabido cómo colocar o dónde ponerlos para que se sequen sin que les queden marcas por haberlos apoyado en la mesa de trabajo, y es que comprar un accesorio para usar sólo de vez en cuando no interesa, si vendieran el ingenio… Con él podemos tener la certeza de que vamos a encontrar la solución en el armario de nuestra cocina.

Ya habéis leído el titular, ya habéis visto la foto, hoy compartimos con vosotros un truco de cocina muy sencillo y a la vez muy práctico, y es utilizar un colador como soporte para los bombones o cakepops bañados con chocolate. Claro, no hablamos de un colador de maya fina, sino de los que tienen agujeros o una maya con orificios grandes, sea de plástico como el de la foto, de acero inoxidable o esmaltado.

Seguramente la mayoría de vosotros sabéis qué son los cakepops, también conocidos como bizcobolas, pues hubo un tiempo en el que estuvieron muy de moda, y aunque se siguen haciendo, vendiendo y consumiendo, se ven bastante menos, tanto en tiendas como en blogs especializados en repostería y pastelería, pero es normal, pues las tendencias cambian. Pero para quien no conozca estas ‘piruletas de bizcocho’, básicamente se trata de una masa de bizcocho que se desmiga y junto a otros ingredientes se hace una masa a la que se le da forma de bola.

Estas bolas se pueden bañar con chocolate fundido y decorar con sprinkles, por ejemplo, y van ensartados en un palito como las piruletas o chupa chups, así son muy fáciles y limpios de comer, a los niños les encanta, y a los padres también porque, en principio, los peques no se manchan y además es una ración de dulce moderado. Por cierto, estas bizcobolas son una buena forma de aprovechar un bizcocho o unas magdalenas que se han quedado secas.

En fin, ya sabéis que si tenéis un colador de agujeros grandes, también tenéis un soporte para cake pops u otros dulces que bañéis con chocolate, y también para quienes realicen técnicas de cocina de vanguardia, trampantojos y demás, cuántos hay que van bañados con manteca de cacao, que luego hay que pintar… Aunque claro, si es una cocina profesional, no suelen faltar recursos específicos.

Foto | IowaGirlEats

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...