Mezcla de especias cálidas para dulces y postres

Con esta receta de mezcla de especias cálidas para dulces y postres podréis disponer de un combinado aromático que enriquecerá vuestra cocina más golosa en los meses de otoño e invierno. Los dulces de Navidad también se pueden aromatizar con esta mezcla que combina vainilla, canela, nuez moscada, clavo de olor… Esperamos que os guste en vuestros bizcochos, galletas, púdines y demás.

Vainilla, canela, nuez moscada...

No hay tantas mezclas de especias populares para dulces y postres como las hay para platos salados, aunque se podría hablar de la existencia de combinaciones de especias que se utilizan en la repostería tradicional pero no se les ha puesto nombre. Todos reconocemos, por ejemplo, la canela y el anís como especias ideales para los postres (aunque también se usan en la cocina salada) y a menudo se combinan con pieles de cítricos, principalmente de limón, agua de azahar…pudiendo considerarse otras especias más.

En otras culturas culinarias sí hay establecidas algunas mezclas de especias indispensables para recetas concretas (pero que también se pueden incorporar en otras elaboraciones dulces), y aunque no tienen un nombre muy original, tienen un nombre, hablamos de las especias para el pastel de calabaza tan aclamado en Estados Unidos (Pumpkin pie) o de las especias para el pan de especias francés (Pain d’épices), por ejemplo.

A nosotros, que nos encantan las especias, en cuanto empieza el otoño nos apetecen las que denominamos ‘especias cálidas’ para los postres y la repostería que hacemos en esta estación y en invierno, las incluimos en todo tipo de elaboraciones, desde un yogur con fruta a unas gachas de avena o en la masa de un bizcocho, de unas galletas… Hoy queremos compartir con vosotros una de nuestras creaciones, es la Mezcla de especias cálidas para dulces y postres que lleva vainilla, canela, jengibre, clavo, nuez moscada… a continuación os dejamos la receta.

Ingredientes

10 gramos de vainilla en polvo, 10 gramos de canela en polvo, 10 gramos de jengibre en polvo, 5 gramos de clavo de olor en polvo, 5 gramos de nuez moscada en polvo, 5 gramos de pimienta de Jamaica.

Elaboración

Para conseguir el polvo de vainilla lo que hacemos es aprovechar las vainas con las que hemos aromatizado otras recetas, como natillas o crema pastelera. Las dejamos secar y después las trituramos para convertirlas en polvo. Para hacerlo, podéis utilizar un molinillo de café, es la herramienta más rápida y eficaz.

Del mismo modo preparamos el clavo de olor, como os comentamos recientemente en este post, pues esta especia siempre la compramos entera. Si la tenéis molida, la podéis utilizar directamente. Para conseguir un polvo bien fino, después de triturar no hay que olvidar pasarlo por un colador o tamiz.

Una vez molidas estas especias, ponerlas en un recipiente para hacer la mezcla y añadir la canela en polvo, el jengibre en polvo y la nuez moscada, ésta la obtenemos rallándola. Finalmente, añadimos la pimienta de Jamaica que también la compramos entera, pero esta la tenemos en un molinillo que ya nos da el polvo fino.

Ya sólo es cuestión de mezclar bien todas las especias e introducirlas en un tarro hermético para disponer de ellas en el momento en el que sea necesario. A esta mezcla de especias a veces le añadimos un poco de cacao en polvo según lo que vayamos a elaborar o los sabores que nos apetezcan, lo cierto es que es muy versátil, ya os daremos algunas ideas para hacer uso de esta mezcla de especias cálidas y dulces para postres.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...