Cordero con mantequilla, avellanas y trufa negra

Os proponemos probar una nueva receta de cordero muy fácil de hacer y con un resultado para chuparse los dedos, es el Cordero con mantequilla, avellanas y trufa negra (Tuber melanosporum), se puede hacer con chuletas, costillas, filetes, collares, churrasquitos o con los cortes que os guste hacer esta carne a la plancha o a la parrilla. Es un buen plato para darse un capricho este fin de semana.

Cordero con mantequilla, avellanas y trufa negra

Hay días de en los que apetece darse un capricho para comer, y para ello no es estrictamente necesario complicarse mucho en la cocina, lo veréis con la receta de nuestra comida de hoy, hemos preparado el Cordero con mantequilla, avellanas y trufa negra que podéis ver en las fotos, un plato para chuparse los dedos y por supuesto, para repetir, pero será otro día.

Como veréis en la explicación de la receta paso a paso, hacer este plato de cordero es tan sencillo como cocinarlo a la plancha o a la parrilla, la diferencia está en los ingredientes con los que se hace. Suponemos que la mayoría de vosotros cocináis el cordero con un poco de aceite de oliva virgen extra (no mucho porque esta carne también suelta su grasa), y es una verdadera delicia, no lo cambiamos por el cordero cocinado con mantequilla (sí por el cocinado a la brasa), pero de vez en cuando apetece el cambio, y teniendo trufa negra como es nuestro caso en estas semanas… pues este es el resultado, cordero con trufa negra, avellanas y mantequilla, ¿os apetece probarlo?

Ingredientes (4 comensales)

  • 12-16 chuletas y costillas de cordero
  • 30 gramos aprox. de mantequilla
  • 30 gramos de avellanas
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • c/n de sal
  • c/n de trufa negra de invierno (Tuber melanosporum).

Elaboración

Prepara la carne, sécala con papel de cocina y ponle sal al gusto, puedes salarla por los dos lados antes de cocinarla o ponerla una vez en la parrilla, según gustos y costumbres.

Corta la mantequilla en dados y pon una parrilla o plancha a calentar a fuego suave con la mitad de la mantequilla, la mitad de las avellanas cortadas por la mitad y el tomillo fresco (decimos la mitad si la carne se debe cocinar en dos tandas, cada uno debe adaptarse a su cocina y a utensilios. Y según la carne que se haga la cantidad de mantequilla puede variar, así que ajusta a tus necesidades.

Cordero con mantequilla, avellanas y trufa negra

Cuando la mantequilla se haya fundido, incorpora los cortes de cordero y cocínalos al gusto, dorándolos por los dos lados y moviendo también las avellanas para que se vayan tostando y cogiendo sabor de forma homogénea.

Acabado y presentación

Sirve la carne de cordero con las avellanas recién hecha y estando bien caliente, lamina bien fina la trufa negra para que el calor potencie su aroma y sabor. ¡Buen provecho!

Cordero con mantequilla, avellanas y trufa negraCordero con mantequilla, avellanas y trufa negraCordero con mantequilla, avellanas y trufa negraCordero con mantequilla, avellanas y trufa negra

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...