Crema de calabacín y queso de cabra con picatostes y aceitunas

Si te gusta la crema de calabacín, no dejes de probar esta versión que incluye queso de cabra, si es de tus preferidos, disfrutarás con este entrante que además de rico, es muy nutritivo y saludable. Toma nota de nuestra receta de Crema de calabacín y queso de cabra que se acompaña de unas tostaditas con tapenade, pepino y neguilla, es un plato ideal para toda la familia.

Crema de calabacín y queso de cabra con picatostes y ac

En muchos hogares la crema de calabacín es un plato que forma parte del menú al menos una vez por semana, pero también hay otros en los que por falta de costumbre o porque no le gusta esta hortaliza, no la toman nunca. A nosotros nos gusta la clásica, pero también nos gusta hacer algunas variantes como la receta que hoy compartimos con vosotros, es una crema de calabacín y queso de cabra que acompañamos con picatostes napados con tapenade.

La elaboración de este plato es muy sencilla, si hacéis cremas de verduras habitualmente ya lo sabéis. Simplemente os damos la idea de hacer una combinación distinta para sorprender a vuestros comensales con un entrante reconfortante, nutritivo, saludable y, sobre todo, sabroso. Así que tomad nota de esta receta de Crema de calabacín y queso de cabra con picatostes y aceitunas, si os gusta este queso, os encantará este plato de cuchara.

Ingredientes (4 comensales)

  • 700 gramos de calabacín
  • 400 gramos de patata
  • 1 blanco de puerro
  • 100 gramos de queso rulo de cabra
  • c/n de sal (moderar)
  • c/n de pimienta negra recién molida
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Para acompañar

  • 16 picatostes o tostaditas
  • c/n de tapenade
  • 1 mini pepino
  • unas semillas de neguilla
  • unas hebras de guindilla (ito togarashi).

Elaboración

Lava muy bien los calabacines, a ser posible que sean ecológicos, porque se van a consumir con piel. Corta el pedúnculo y corta las hortalizas en rodajas gruesas. Lava y pela las patatas, después córtalas en trozos más pequeños que el calabacín. Lava bien el blanco de puerro después de quitarle la capa exterior y trocéalo en rodajas no muy finas.

Pon los tres ingredientes en una olla, añade sal al gusto y un poco de agua, unos dos o tres dedos, no hace falta cubrir la verdura con agua si se tapa la olla porque no se evaporará y se cocerá parcialmente al vapor. Pon la olla al fuego y lleva a ebullición.

Cuando rompa a hervir, baja el fuego y cocina a fuego medio-bajo, con la olla tapada, hasta que la patata esté tierna. Entonces retira la olla del fuego, añade el queso de cabra troceado y pimienta recién molida al gusto. Tritura hasta obtener una crema fina y homogénea. Pruébala por si es necesario rectificar de sal o pimienta.

Crema de calabacín y queso de cabra con picatostes y ac

Si para algún comensal resultara una crema fuerte, porque acostumbra a comer este tipo de cremas con los típicos ‘quesitos’, o porque el queso de cabra le parece fuerte, se puede hacer más suave añadiendo un poco de nata o leche.

Una los picatostes o tostaditas con un poco de tapenade. Lava el minipepino y córtalo en rodajas.

Acabado y presentación

Sirve la crema de calabacín y queso de cabra en platos hondos, coloca en el centro los picatostes con tapenade, el pepino y el ito togarashi, para terminar, adereza con un hilo de aceite de oliva virgen extra y espolvorea la neguilla.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 3,75 de 5)
3.75 5 4
Loading ... Loading ...