Crema de guisantes con jamón, parmesano y trufa negra

Con esta receta de Crema de guisantes con jamón ibérico, queso parmesano y trufa negra, además de preparar un entrante exquisito, estarás ofreciendo a tus comensales un plato nutritivo. Su elaboración es muy sencilla y rápida, puedes tenerlo en la mesa en media hora, así que toma nota de la elaboración para hacerlo en cuanto reúnas todos los ingredientes, que en realidad son pocos. Si no tienes trufa negra, también lo puedes hacer.

Crema de guisantes con jamón, parmesano y trufa negra

Los guisantes son una de las legumbres que más confusión ocasionan porque es más habitual cocinarlos en recetas como si fueran una verdura. En cualquier caso, se puede decir que es uno de los alimentos ‘verdes’ que más gustan a niños y a muchos mayores porque tienen un sabor dulzón. Lo mejor de todo es que los guisantes son un alimento nutritivo y muy accesible, pues se pueden encontrar todo el año congelados, preservando su calidad. A pesar de la humildad de este alimento, con él podemos hacer platos festivos como esta Crema de guisantes con jamón ibérico, parmesano y trufa negra.

Y decimos plato festivo por la incorporación de la trufa negra (Tuber melanosporum), ya que este hongo es un ingrediente muy selecto, no es barato, pero tampoco resulta extremadamente caro si se considera la cantidad que se pone a un plato. El caso es que queremos compartir con vosotros esta sencilla receta de Crema de guisantes con jamón, parmesano y trufa negra, advirtiéndoos que es una delicia, tanto con la trufa negra como sin ella. Así que tomad nota de la elaboración paso a paso y probadla como más os guste.

Ingredientes (4 comensales)

  • 400 gramos de guisantes congelados
  • 1 patata grande
  • 1 c/s de salsa de ostras (opcional)
  • 1 rodajita de jengibre
  • c/n de pimienta blanca
  • c/n de sal
  • 40-50 gramos de aceite de oliva virgen extra.

Para acompañar

  • 100 gramos de jamón ibérico en taquitos pequeños
  • 60 gramos de queso parmesano
  • c/n de trufa negra fresca (Tuber melanosporum)
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Pon los guisantes congelados en una olla, pela la patata y trocéala, añade dos o tres dedos de agua y sal. Lleva la olla al fuego a temperatura alta y cuando empiece a hervir, baja el fuego para proseguir la cocción con la olla parcialmente tapada, hasta que la patata esté tierna.

Una vez que los guisantes y la patata estén cocidos, viértelos en el vaso de la batidora o Thermomix añadiendo un poco del agua de la cocción (si hay mucha resérvala para rectificar después la densidad de la crema). Añade también la salsa de ostras, el jengibre troceado, la pimienta blanca y una pizca de sal que después podrás rectificar, pero es mejor no pasarse porque el jamón y el queso ya aportarán también su sal.

Crema de guisantes con jamón, parmesano y trufa negra

Añade finalmente el aceite de oliva virgen extra y tritura hasta obtener una crema fina, homogénea y emulsionada. Reserva en caliente y prepara el resto de los ingredientes para el emplatado.

Corta el queso parmesano en lascas con ayuda de un pelador de vegetales, corta unas láminas de trufa negra fresca con ayuda del laminador de trufas, prepara los taquitos de jamón, si lo tienes en taco, córtalos con un cuchillo afilado en daditos pequeños.

Acabado y presentación

Sirve en platos hondos la crema de guisantes y reparte a continuación el jamón ibérico, las lascas de queso parmesano y las láminas de trufa negra recién cortadas. Termina con un hilo de aceite de oliva virgen extra y lleva los platos a la mesa. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...