Truco de cocina: Cómo retirar la cáscara de huevo que cae después de cascarlo

Este truco de cocina puede ser uno de los mejores tanto por efectividad como por ser una forma inteligente de evitar riesgos para la salud, os contamos cómo retirar la cáscara de huevo que cae después de cascarlo, porque utilizar la mitad de la cáscara de huevo (como hacen muchas personas) puede provocar una toxiinfección bacteriana por salmonella.

Truco de cocina

Muchas veces, cuando cascamos un huevo para cocinarlo, sea en un plato para batirlo, en un bol para hacer un bizcocho o en la sartén para freírlo, cae un trocito de cáscara junto al huevo. Durante años, muchas personas han retirado ese trozo de cáscara de huevo con el trozo grande que queda en las manos, haciendo como si fuera una red de pesca. De hecho, y lamentablemente, es un ‘truco de cocina’ que corre por internet y seguramente también en algunas publicaciones en papel.

Decimos lamentablemente porque es un mal consejo. Por todos es sabido que en la superficie de la cáscara de huevo es donde se alojan las bacterias de la Salmonella, es por esta razón que si nos encontramos con un huevo cuya cáscara está dañada debemos desecharlo, porque las bacterias pueden haber pasado al alimento. Entonces, ¿qué sentido tiene utilizar la cáscara de huevo como recogedor de un trocito de esta, poniendo en contacto directo el exterior de la cáscara con la clara que nos vamos a comer?

Recordemos también que uno de los principales consejos para la manipulación segura de los huevos es no separar yemas y claras pasándolas de una mitad de la cáscara a la otra, para ello se pueden utilizar los separadores de huevos o simplemente las manos. Y ¿cómo retirar fácilmente un trozo de cáscara de huevo que ha caído en él cuando lo hemos cascado? El truco que os contamos quizá os va a sorprender, y en principio incluso os puede hacer dudar, igual que nos hizo dudar a nosotros, pero actualmente es una práctica que llevamos a cabo y nos funciona.

Como podéis ver en la siguiente foto, basta un dedo para retirar este trocito de cáscara, bueno, y un poquito de agua, es decir, hay que mojarse el dedo con agua (sin chorrear) y posarlo sobre la parte exterior de la cáscara de huevo para que se quede pegado, parece un imán. Es mucho más sencillo que intentar ‘pescar’ esa porción de cáscara con un tenedor, una cuchara o cualquier otro utensilio de cocina, que lo único que consigue es ponernos nerviosos al ver cómo se nos escapa por un lado por otro.

Truco de cocina

Probad este truco y nos contáis, y si tenéis algún otro que a vosotros os funcione, no dudéis en compartirlo con todos nosotros. Es más importante de lo que en principio pueda parecer, porque muchos pensarán que, si hasta ahora han utilizado la cáscara para ‘pescar’ los trocitos y no les ha pasado nada, ¿por qué les iba a pasar en alguna ocasión? Hasta que pase, porque los casos de toxiinfección bacteriana por salmonella se siguen dando, por los huevos o por otros alimentos.

Foto 1 | Unknownnet
Foto 2 | Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,44 de 5)
4.44 5 9
Loading ... Loading ...