¿La leche es un factor de riesgo en la propagación de enfermedades alimentarias?

La industria láctea responde a un estudio en el que se hacía una comparativa entre las bebidas vegetales y la leche de vaca, denunciando que la afirmación de que la leche es un factor de riesgo en la propagación de enfermedades alimentarias es falsa, y apuntando que esto sólo ocurre con la leche cruda de vaca. Sin embargo, en el citado estudio se habla precisamente de los riesgos asociados a la leche cruda, por lo que la reclamación no parece tener fundamento.

Ordeño

Hace unos días os hablábamos de los resultados de una investigación desarrollada por expertos de la Universidad McGill (Canadá), en la que se analizaron diferentes tipos de bebidas vegetales para compararlas con la leche de vaca, de sus resultados se desprendía que la bebida de soja era la mejor de las bebidas vegetales y, además, se destacaba que era la que tenía un perfil nutricional más cercano al de la leche de vaca.

Pues bien, a este estudio ha contestado la Federación Nacional de Productores de Leche (NMPF) de Estado Unidos, indicando que el argumento de que la leche es un factor de riesgo en la propagación de enfermedades alimentarias es falso, debiendo realizar una rectificación y aclarar que cualquier riesgo de seguridad alimentaria destacable relacionado con los productos lácteos, únicamente está asociado al consumo de leche cruda y no con los productos lácteos que están disponibles comercialmente en Estados Unidos y en otros países desarrollados del mundo.

La NMPF explica que en la actualidad, la leche de vaca es uno de los productos alimenticios más regulados en el mercado, por lo que proporcionar datos inexactos como los del estudio en una revista científica podría dañar la confianza del consumidor en dicho alimento. A esto hay que sumar que la Federación utiliza los datos del mencionado estudio de la universidad para destacar que la investigación demuestra que ninguna de las bebidas vegetales es equiparable a la leche de vaca en cuanto a valores nutricionales.

La Federación Nacional de Productores de Leche de Estados Unidos pide a los autores del estudio que realicen las oportunas correcciones en el artículo de la revista científica y que revisen de inmediato el comunicado de prensa que realizaron. La NMPF insiste, la evidencia científica demuestra que la leche cruda es la que está asociada a los riegos para la salud, siendo un alimento, a menudo, responsable en la trasmisión de microorganismos patógenos.

Leche cruda

Para respaldar las afirmaciones, citan los informes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, destacando que informaron de que más del 70% del riesgo de propagación de enfermedades trasmitidas por los alimentos en los que los producto lácteos están implicados, son atribuidos a la leche cruda. Recordemos que el año pasado se presentó este estudio del CDC sobre los riesgos por el consumo de leche cruda, en el que se apuntaba que su consumo era un problema de salud pública, ya que quienes la toman tienen hasta 840 veces más probabilidades de sufrir una enfermedad alimentaria.

Pero lo que resulta curioso, es que si accedemos al estudio de la Universidad McGill, podemos comprobar que los investigadores, al citar que la leche es un factor de riesgo en la propagación de enfermedades alimentarias, destacan especialmente que es un riesgo asociado a los productos elaborados con leche cruda no pasteurizada, por lo que la incorrección denunciada no tiene fundamento, la información de la investigación se ajusta a la proporcionada por el CDC y a la reclamación que realiza la NMPF. Hay que decir que no se ha rectificado ni el estudio ni el comunicado de prensa.

Esto nos lleva a pensar que, o bien los responsables de la NMPF no han leído el estudio con detalle, o la finalidad de la reclamación es otra, utilizan este argumento para poder contestar y destacar lo que realmente les interesa, que la leche de vaca es nutricionalmente mejor que las bebidas vegetales. Pero obvian otras cuestiones como el tema del aumento de las alergias y la intolerancia, algo que está constatado científicamente, y que muchos consumidores se decantan por las bebidas vegetales por ser más sostenibles que la producción de leche de vaca, o simplemente porque les gustan más.

Os invitamos a leer el estudio de la Universidad McGill y contrastarlo con la reclamación de la NMPF para que saquéis vuestras conclusiones.

Foto 1 | USDAgov
Foto 2 | Yaniv Ben-Arie

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,67 de 5)
3.67 5 3
Loading ... Loading ...