Rejillas de repostería para deshidratar alimentos en el horno

Os traemos un sencillo truco para ganar espacio en el horno si queréis deshidratar vegetales u otros alimentos para hacer unos snacks crujientes y saludables, consiste en utilizar las rejillas de repostería, pudiendo montar unas sobre otras para tener varias alturas y mayor capacidad.

Truco de cocina

Si os habéis decidido a hacer algunos alimentos deshidratados en el horno para disfrutarlos como un snack crujiente y saludable, tales como los chips de zanahoria que acabamos de compartir con vosotros, o estos chips de remolacha, los de col kale o los deliciosos chips de tofu (aunque se pueden hacer en el microondas, ya lo sabéis), os puede interesar saber cómo improvisar unas rejillas a doble o triple altura para poder hacer más cantidad de una sola vez.

Y es que una de las pegas de hacer este tipo de elaboraciones es que un alimento que tiene cierto volumen y que debe colocarse bien extendido para que se seque bien y de forma homogénea, ocupa mucho espacio, y lo que pones en una bandeja o rejilla después se queda en nada, acaba ocupando sólo un plato. Así que es cuestión de hacer varias tandas o de intentar montar un soporte con varias repisas que entren en el horno.

Una opción simple es utilizar las rejillas de repostería para deshidratar alimentos en el horno. Hay algunas rejillas para enfriar masas que ya están preparadas para colocarse en varias alturas, seguro que muchos de los que elaboráis galletas y otras delicias de repostería a menudo y/o para bastantes personas, las conocéis o incluso las tenéis. Para quienes no sepan de qué hablamos, aquí podéis ver algunos modelos.

Pero si de lo único que se dispone es de rejillas sueltas, sean las del horno o rejillas para enfriar masas simples, lo que hace falta es contar con algún elemento que permita montarlas para hacer dos o tres pisos (según de cuántas rejillas se disponga), y es tan sencillo como utilizar papel de aluminio tal y como podéis apreciar en la segunda foto.

Truco de cocina

Simplemente hay que hacer unas bolas a las que se les puede dar la altura que se desee, y conviene que a lo ancho ocupen lo mínimo porque así hay más espacio para los alimentos que se quieren deshidratar. Conviene aprovechar al máximo el espacio, ya que el deshidratado de vegetales necesita de bastantes horas si se hace en el horno, y aunque éste deba estar a la temperatura mínima, no deja de ser un gasto.

Sobre cómo programar el horno o cuánto tiempo es necesario para deshidratar alimentos tendremos que hacer un post orientativo, pues hay diferencias según el tipo de horno en el que se vaya a hacer, pues algunos tienen función para el secado de alimentos y otros no. También variará el tiempo según el grosor que tengan los vegetales, su contenido en agua… Al final todo es cuestión de práctica, de probar y de controlar hasta conseguir el resultado deseado.

Foto | Jeff Roffman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...