Corazón de yogur con glaseado de fresa

Una buena forma de sorprender a los más golosos con un postre que combina la nata o el yogur con las fresas, es con esta receta de cremoso de yogur con glaseado de fresas. Con motivo de San Valentín le hemos dado forma de corazón, pero se puede hacer con el molde que más os guste. Tomad nota de la receta y probadla, os va a sorprender su textura y su sabor.

Cremoso de yogur y chocolate blanco

Si queréis preparar un postre especial para San Valentín u otra fecha señalada, tenéis que tomar nota de esta receta de Corazón de yogur con glaseado de fresa, seguro que acertaréis, pues es una forma original y deliciosa de disfrutar de una combinación que a todos nos gusta, el yogur y las fresas. Cabe destacar que en cuanto a sabores, a pesar de que en la elaboración se incluyan otros ingredientes, los dos ingredientes principales son los que destacan, pues el glaseado está hecho con la pulpa de las fresas recién trituradas y el corazón de yogur está elaborado con un yogur específico para cocinar.

Hacía tiempo que habíamos visto a algunos chefs hacer uso del yogur culinario, se trata de un yogur concentrado (no es para consumir solo, es para combinar con otros ingredientes y seguir teniendo el sabor del yogur y su cremosidad) que tiene un elevado contenido de proteína y de grasa, y una textura similar a la del queso crema, por lo que es ideal para postres como el que os presentamos hoy, pues conseguimos un potente sabor a yogur al no tener que añadir queso crema para darle más cuerpo.

Este yogur culinario es un producto gastronómico que está dirigido al sector profesional, se elabora en Galicia y se comercializa bajo la marca Quescrem. Ya sabéis que siempre hay que leer las etiquetas de los productos para saber con qué cocinamos y qué vamos a ofrecer a nuestros comensales, pues este yogur concentrado se elabora con nata, leche de vaca, proteínas de leche y fermentos lácticos. Si queréis conocer más detalles de este producto podéis acceder a su web a través de este enlace. Y para saber cómo hacer este pastel cremoso de yogur con glaseado de fresa, podéis tomar nota de la receta paso a paso a continuación. Sobra decir que podéis hacerlo con forma de corazón o con la que más os guste.

Ingredientes

    Para el cremoso de yogur

    • 25 gramos de leche
    • 160 gramos de yogur culinario Quescrem
    • 110 gramos de chocolate blanco
    • 3 gramos de hojas de gelatina
    • 100 gramos de nata para montar
    • 10 gramos de azúcar vainillado.

    Para la base de almendra y avena

    • 90 gramos de harina de avena
    • 50 gramos de almendra molida
    • 30 gramos de aceite de coco
    • 20-30 gramos de clara de huevo
    • 20 gramos de panela (opcional).

    Para la cobertura de fresa

    • 180 gramos de fresas limpias
    • 5 gramos de zumo de limón natural
    • 20 gramos de miel
    • 6 gramos de hojas de gelatina.

    Elaboración

    Para el cremosos de yogur

    Calienta la leche para disolver las hojas de gelatina previamente rehidratadas en agua fría. Pon en un bol el yogur culinario a temperatura ambiente y añade la leche con la gelatina, mezcla bien.

    Funde el chocolate blanco al baño maría (o en el microondas con mucho cuidado) e incorpóralo a la mezcla anterior. Pon la nata bien fría en un bol y semi-móntala para añadirla, junto al azúcar vainillado a la preparación de yogur.

    Repártela a continuación en los moldes de silicona con forma de corazón (o con la forma que prefieras) e introdúcelo en el congelador.

    Cremoso de yogur con fresa glaseada

    Para la base de almendra y avena

    Mezcla la almendra y la avena y añade el aceite de coco y si lo deseas dulce, la panela. Mezcla bien hasta obtener una pasta, extiéndela sobre papel de horno o un silpat dándole un grosor de menos de un centímetro. Hornea unos 10 minutos en el horno precalentado a 180º C y después corta círculos del diámetro adecuado para colocar el corazón encima (con ayuda de un cortapastas) y deja enfriar.

    Para la cobertura de fresa

    Tritura las fresas y pásalas por un tamiz. Añade el zumo de limón y la miel, y lleva a ebullición. Retira del fuego e incorpora la gelatina previamente hidratada en agua fría, bate para que se disuelva y se integre y reserva para que se atempere. Si se desea intensificar el color se puede añadir un poco de colorante alimenticio.

    Acabado y presentación

    Coloca sobre una rejilla el corazón de yogur recién sacado del congelador y báñalo con el glaseado de fresa. Coloca en el plato de presentación la base de avena y almendra y encima el cremoso de yogur glaseado. Para terminar, decora con unas perlas de azúcar, una rodaja de fresa o con una fresita silvestre.

    Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
    5 5 1
    Loading ... Loading ...