Restaurante Gastro Teruel

Gastro Teruel es el nombre del nuevo espacio gastronómico del Hotel Teruel de Vinaròs (Castellón), un establecimiento familiar que cuenta con un amplio restaurante de cocina tradicional. Pero su joven e inquieto cocinero, Roberto Belmonte, ha querido dotar de una nueva oferta gastronómica a los vinarocenses y a los visitantes de este municipio costero, ¿queréis ver lo que ofrece?

Huevos rotos con setas de invierno y aceite de trufa

A pesar de que Vinaròs es una localidad costera de la Comunidad Valenciana, que goza de buenas playas y buen clima entre otras cosas, no es una localidad excesivamente turística, en parte porque hay escasez de hoteles. Se promueve el turismo familiar, y lo cierto es que el verano en nuestras playas no es agobiante, sino todo lo contrario, es bastante apacible.

El Hotel Teruel es uno de los pocos hoteles que hay en Vinaròs, pero debemos deciros que no lo conocemos, sólo sabemos que lo han ampliado y con ello, también han dotado al municipio de una nueva oferta gastronómica. Y es que este establecimiento abierto hace más de 20 años como hostal, cuenta con un restaurante de cocina tradicional cuya clientela no es el turista, sino los vecinos del pueblo. Esto es un indicativo, para quienes llegamos a esta localidad hace apenas unos años, de que su cocina, su servicio y su precio, es del agrado de los vinarocenses.

De hecho, cuando son fiestas (como Carnaval, San Juan, Navidad… aquí son mucho de comer y cenar fuera), el restaurante del Hotel Teruel es uno de los primeros en quedarse sin mesa. No obstante, desde el pasado mes de diciembre, disponen de más espacio porque, como os hemos comentado, han abierto un nuevo espacio gastronómico, se llama Gastro Teruel. Esta es la apuesta más atrevida de Roberto Belmonte, el joven cocinero que ha seguido los pasos de su padre, quien le ha cedido el mando de los fogones del restaurante del hotel. Y decimos atrevida porque Vinaròs no es un terreno fácil para la hostelería.

Roberto Belmonte tiene en sus manos la herencia familiar, la escuela (se formó en Escuela de Hostelería de Benicarló), la práctica (ha trabajado varios años en Paradores), la pasión y la ambición, que junto a otros valores, dan como fruto una cocina nutrida de saber hacer y de sabor, basada en el producto local y de temporada, tradicional y con su toque de cocina actual. Aunque en Gastro Teruel esta es la que intenta predominar, en su carta se pueden encontrar tapas y platos de cocina moderna y mediterránea, y algo de cocina viajera.

Guacamole con romesco de coral de gamba roja

Recientemente hemos estado en Gastro Teruel, el comedor está en la nueva edificación del establecimiento familiar, junto al restaurante del Hhtel, y es amplio y cómodo. Probamos algunos de los platos ofertados en la carta que, según nos comentaron, irán cambiando según la temporada. Empezamos con un Guacamole con romesco de coral de gamba roja (le da un buen punto), sardina ahumada y caviar de aove, una apuesta para ganar.

Continuamos con un correcto Foie con compota de tomate y sus tostadas, servido un poco frío, pero nos dio tiempo de atemperarlo mientras terminábamos el primer bocado. Para continuar elegimos la ‘Selección de nuestras croquetas’, croquetas de jamón, de sepia en su tinta y morellanas, todas aprobadas, deliciosas (para ser probadas por quienes, como nosotros, las utilizan de termómetro para valorar la cocina de un local).

El siguiente platillo que tomamos (todos fueron platos para compartir) fue el de los Huevos rotos con setas de invierno y aceite de trufa, desde luego, hubiera ganado con unas lascas o virutas de trufa negra del Maestrazgo, de hecho, es como se suelen servir, pero aquel día no la tenían. Cabe señalar que este nuevo espacio gastronómico sólo se abre los fines de semana, de momento, pues ya os hemos comentado que apenas lleva dos o tres meses abierto y se encuentra en un municipio pequeño y de turismo veraniego.

Ahora bien, de variedad de producto y de calidad está sobrado, algo que juega a favor de los cocineros, y, en consecuencia, de sus comensales. Muchas veces os hemos hablado de las hortalizas, y sobre todo de pescados y mariscos, pero también hay excelentes carnes, y Roberto Belmonte las borda, hablamos principalmente de lo que hemos comido en el restaurante del hotel, cordero lechal, cabrito…

Taco de lechuga con pollo especiado

Nos encantó el siguiente plato, el Taco de lechuga con pollo especiado, un sabroso guiso de pollo que en lugar de en una tortilla de trigo o maíz, se recogía en una hoja de lechuga, lo que le aportaba una frescura que se agradecía, y además, resultando más ligero. También quisimos probar las Mini hamburguesas de ternera con cebolla, aunque en su conjunto no nos dijeron mucho, el sabor de la carne era lo mejor del plato, por lo que hubiera sido mejor disfrutarla desprovista del pan y del resto de ingredientes.

El Suquet de pulpo con langostinos fue otra muestra del saber hacer de la cocina tradicional de Roberto Belmonte, mientras que con el Tataki de atún con dúo de mahonesa y plancton marino no consiguió el punto, el pescado estaba demasiado marinado y le arrebató parte de sabor. Pero el plato bien ejecutado (sólo hay que verlo), entre por los ojos y puede ser excepcional. Con un poco de rodaje del restaurante, seguro que lo conseguirá.

Ahora bien, el indiscutible rey de esta cena fue el Crujiente de cochinillo a baja temperatura con tatín de patata, un plato que ofrece toda la melosidad de la carne y su preciada piel crujiente, con un sabor sin igual. Más que satisfechos con estos platos, aún tomamos algo de postre, una Espuma de yogur con almendras garrapiñadas, crujiente de chocolate y frambuesas liofilizadas, correcto, pero hemos probado otros postres de este joven cocinero que son exquisitos.

Crujiente de cochinillo a baja temperatura y tatín de p

Nos alegra tener una nueva oferta gastronómica en Vinaròs, nos parece que, de momento, está abriendo tímidamente una puerta a una cocina más creativa para conquistar poco a poco a un público difícil, quienes estéis en Barcelona, Madrid u otra gran ciudad pensaréis que si estamos locos, pero esto es Vinaròs. Os invitamos a que vengáis a conocerlo, a disfrutar de sus magníficos arroces, langostinos y demás cocina marinera.

En cuanto a los precios de los platos, que no son nada escasos, están en torno a los 10-12 euros, dependiendo de la materia prima, la elaboración, etc. En relación a la oferta de vinos, lo cierto es que no prestamos mucha atención a la carta en esta ocasión, pero lo haremos para la próxima visita y si la compartimos con vosotros, os informaremos. Si os acercáis a Vinaròs y os animáis a visitar Gastro Teruel, no dudéis en comentárnoslo, os dejamos información sobre el establecimiento a continuación.

Gastro Teruel (Web)
Av Madrid, 11
12500 Vinaròs, Castelló
Teléfono:964 400 424

Guacamole con romesco de coral de gamba rojaFoie gras con su compota de tomate y sus tostásSelección de nuestras croquetasHuevos rotos con setas de invierno y aceite de trufaTaco de lechuga con pollo especiadoMini hamburguesa de ternera con cebollaSuquet de pulpoTataki de atún con dúo de mahonesa y plancton marinoCrujiente de cochinillo a baja temperatura y tatín de pEspuma de yogur con almendra garrapiñada

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,40 de 5)
4.4 5 5
Loading ... Loading ...