Gastronomía & Cía Opciones

Farinada de requesón. Receta de Pascua

La Farinada de requesón es una de las monas de Pascua que se elaboran en esta zona de la Comunidad Valenciana. En realidad, la denominada farinosa o farinada se puede rellenar de lo que más os guste, siendo lo más tradicional el cabello de ángel, y también la crema. Tomad nota de esta receta de Pascua que necesita su tiempo para fermentar la masa, pero que es muy fácil de hacer y es una auténtica delicia.

Farinada de requesón

La Mona de Pascua tradicional la prepararemos para el próximo Lunes de Pascua, y en estos días estamos elaborando otros dulces típicos de estas fechas, de hecho, la receta que os vamos a mostrar hoy también es de una Mona de Pascua, pero de una especialidad de algunas zonas de la Comunidad Valenciana que se conoce como farinosa, farinada o fariná. Si seguís nuestras recetas desde hace tiempo ya la conoceréis, porque hemos compartido con vosotros un par de versiones.

Tenéis la farinosa de cabello de ángel, la de crema y hoy os proponemos que probéis esta receta de Farinada de requesón, porque es una verdadera delicia. En esta zona es muy común hacer uso del requesón en la repostería, recordad que también son muy típicos los ‘pastissets’ o ‘flaons’, que son como empanadillas dulces y se rellenan con este queso fresco, además de con cabello de ángel, chocolate, crema pastelera…

En fin, si queréis conocer algo más sobre las farinadas, podéis retomar la lectura de este post, a ver si os animáis a preparar nuestras recetas de Mona de Pascua para sentir la satisfacción de elaborar algo rico con lo que endulzar la Semana Santa a vuestra familia y/o amigos. A continuación podéis tomar nota de la receta de farinada de requesón, podréis hacer varias, os harán falta para poder compartir.

Ingredientes (2-3 unidades)

Masa madre

  • 100 gramos de harina de fuerza
  • 10 gramos de levadura fresca de panadero
  • 60 gramos de agua.

Masa de la farinosa

  • 400 gramos de harina de fuerza
  • 10 gramos de levadura fresca de panadero
  • 3 huevos
  • 140 gramos de azúcar
  • 80 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • piel rallada de un limón
  • 15 gramos de agua de azahar (opcional)
  • una pizca de sal.

Para rellenar y decorar

  • c/n de requesón artesano
  • c/n de azúcar (para endulzar el requesón al gusto)
  • 1 huevo pequeño
  • azúcar glas (opcional).

Elaboración

La noche anterior prepara la masa madre, disuelve la levadura fresca en agua tibia, pon la harina en un bol e incorpora el agua con la levadura, mezcla los ingredientes hasta tener una masa, que los ingredientes se integren, no es necesario amasar mucho. Cubre el recipiente y déjalo reposar a temperatura ambiente en un lugar seco y sin corrientes de aire.

Para hacer la masa de la farinada puedes utilizar una amasadora, es más cómodo porque es una masa muy pegajosa, pero si la haces a mano será más fácil si te engrasas las manos con aceite de oliva tanto para amasar como para dar forma después a la mona de Pascua.

Disuelve la levadura fresca frotándola con la yema de los dedos contra la harina hasta que se deshaga, añade la masa madre, los huevos ligeramente batidos, el azúcar, el aceite de oliva virgen extra, la piel de limón, el agua de azahar y la pizca de sal. Amasa durante 6-8 minutos, hasta obtener un amasa homogénea y algo pegajosa. Según la harina de fuerza que se utilice puede variar un poco la cantidad de harina necesaria, cada harina tiene un grado de absorción.

Farinada de requesón

Forma una bola con la masa y déjala reposar a unos 20-23º C, cubierta con un trapo, para que fermente aproximadamente durante una hora o hasta que doble su tamaño. Tras este reposo, pasa la masa a la mesa de trabajo engrasada con AOVE, y divídela en dos o tres porciones, según las monas que quieras hacer y su tamaño. Recuerda cortar la masa con una rasqueta o con un cuchillo, no estirándola. Bolea de nuevo cada porción de masa y déjalas reposar unos veinte minutos para que pierdan tensión y se puedan estirar.

En un cuenco, pon el requesón y el azúcar deseado para endulzarlo y mezcla bien. Estira la masa para hacer las farinadas con el rodillo dándole un grosor algo mayor al de una pizza fina y forma alargada-ovalada. Colócala en la bandeja del horno cubierta con papel vegetal y reparte en el centro de la masa el requesón. A continuación, cúbrelo con un lado de la masa primero, y con el otro, solapándola, después. Tapa de nuevo con un trapo y dejar levar durante una hora o hasta que doblen su volumen.

Calienta el horno a 175º C con calor arriba y abajo. Tras el reposo de la farinada de requesón, píntala con huevo batido y espolvorea un poco de azúcar. Introduce la bandeja en el horno y hornea durante 15-20 minutos o hasta que esté dorada (si ves que se dora muy pronto, puedes cubrirla con papel de aluminio para que no quede muy tostada).

Acabado y presentación

Retira de la farinada del horno cuando esté lista y pásala a una rejilla para que se enfríe. Antes de servirla espolvorea con azúcar glas (aunque este paso es opcional), y listo. ¡Buen provecho!

Farinada de requesónFarinada de requesónFarinada de requesón

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,29 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.