La contaminación por microplásticos también afecta a los peces de los grandes lagos

Una nueva investigación concluye que la contaminación por microplásticos afecta igual o más que en los mares y océanos, a los peces y otras especies que habitan en los grandes lagos y otras vías fluviales. Hay que tener en cuenta que el agua dulce que contienen es un recurso tremendamente valioso del que dependen millones de personas, por el suministro de agua, por la pesca, por el uso para el riego de los cultivos, etc.

Contaminación por microplásticos en lagos y otros afluentes fluviales

Cada vez existe mayor conciencia sobre el impacto que tiene la contaminación por microplásticos en los océanos y mares de todo el mundo, se han encontrado partículas de plástico en el pescado y el marisco de diferentes regiones marinas de la Tierra y también en la sal, pero esto no ocurre sólo en el medio marino, la contaminación también afecta a los peces de los grandes lagos y otras vías fluviales, así se desprende de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Toronto.

Según los resultados de la investigación, la concentración de la contaminación por nanoplásticos, como las partículas de tereftalato de polietileno (PET), polietileno, celofán y otros materiales plásticos, es igual o mayor que las registradas en mares y océanos. Según los análisis realizados en el lago de Ontario (el menor de los cinco Grandes Lagos de América del Norte), el lago Superior (el mayor de los Grandes Lagos de Norteamérica) y el lago Hurón (segundo lago en tamaño de los cinco conocidos como Grandes Lagos), prácticamente todos los peces capturados para el análisis contenían partículas de plástico de menos de 5 milímetros de tamaño.

Para los expertos esto no es una sorpresa, ya que cada año acaban en estos grandes lagos casi 10 millones de kilos de residuos plásticos, la diferencia entre mares y océanos es que en estos últimos se produce un barrido de los desperdicios por las corrientes marinas, diluyéndose más que en los grandes lagos y en otras vías fluviales. Como ya hemos comentado anteriormente, la contaminación por partículas de plástico también la podemos encontrar en el agua embotellada de todo el mundo, en algunos alimentos, en los suelos agrícolas, etc.

Se sabe poco sobre los efectos que puedan tener estos materiales en el ser humano, por eso se han puesto en marcha diferentes investigaciones para determinar el riesgo para la salud humana, calcular la cantidad de plástico que contienen los productos marinos, cuánto plástico puede ingerir de media un ser humano y si es posible, establecer un nivel de consumo seguro. Un ejemplo de este tipo de estudios es el realizado por Expertos de la Universidad Católica de Soegijapranata (Indonesia), cuyos resultados aún tardarán en darse a conocer, ya que se trata de un trabajo bastante complejo con muchas preguntas que se deben contestar y del que hablábamos en este post.

Microplásticos en los peces de rio

Volviendo a la noticia, los investigadores comentan que la mayoría de los residuos plásticos terminan en los Grandes Lagos debido a que son arrastrados hasta ellos a través de las aguas pluviales, de ríos y arroyos, de las plantas de tratamiento de las aguas residuales y de los desperdicios plásticos que se abocan directamente a los lagos. En este trabajo se ha descubierto que mayoritariamente las partículas plásticas proceden de microfibras de la ropa, los neumáticos, las botellas de plástico, etc. Según las pruebas toxicológicas, estas partículas pueden ser dañinas para la vida silvestre de los grandes lagos afectando al crecimiento de las especies, a su comportamiento alimentario, a su supervivencia y a su reproducción. Hay que recordar que, en el caso de los peces de los mares, buscan los desechos plásticos para alimentarse, algo que ocurre porque estos desechos tienen una firma química que las especies interpretan como alimento por el olor que desprenden, por lo que se podría deducir que ocurre lo mismo con los peces de los grandes lagos y de otros entornos fluviales.

Los investigadores comentan que esta investigación está en su primera fase, pero se está convirtiendo en un tema candente de investigación ambiental. Dentro de este trabajo existen varias líneas de investigación abiertas como, por ejemplo, determinar cómo los microplásticos se mueven a través de las redes tróficas y cómo esta contaminación afecta a la fauna acuática local. La investigación es de gran importancia, ya que los Grandes Lagos constituyen un recurso tremendamente valioso del que dependen millones de personas, suministro de agua, peces, el uso para el riego de los cultivos, etc.

Cuanto más se investiga sobre el tema, más se aprecia la envergadura que tiene la contaminación por estas partículas plásticas, el plástico ha invadido prácticamente todo el mundo. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de la página oficial de la Universidad de Toronto.

Foto 2 | Vaidehi Shah

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...