Drácula, el helado convertido en postre de Alejandro Sánchez

En la sección ‘Recetas de los Chefs’ hoy descubrimos la elaboración de Drácula, el helado convertido en postre de Alejandro Sánchez, chef del Restaurante Alejandro (1 estrella Michelin) de Roquetas de Mar (Almería). Es un postre refrescantes que nos traslada a la infancia.

Receta de Drácula

Uno de los helados de palo más populares y apreciados de los años 70-80 es el Drácula, un polo de Frigo que combina tres sabores cola, fresa y vainilla, cada uno con su textura. El Drácula es un clásico también en la carta creativa de postres de restaurante, y hoy vamos a ver uno de ellos, en la foto tenéis el Drácula, el helado convertido en postre de Alejandro Sánchez, chef del Restaurante Alejandro de Roquetas de Mar (Almería), reconocido con una estrella Michelin. Parece ser que este refrescante postre sigue siendo muy solicitado en este restaurante en la época estival, a pesar de que lo creó hace ya unos cuantos años.

La preparación de este postre inspirado en el helado Drácula es bastante sencilla y fácil de trasladar a cualquier cocina, el utensilio más complejo que se necesita es el sifón, y ya sabéis que para muchos es una herramienta más en su cocina doméstica. Pues bien, con el sifón se hace la parte roja del postre, en este caso es una espuma de frambuesa. Además lleva una crema inglesa bien espesa que aportará la característica cremosidad y el sabor de vainilla, y un granizado de refresco de cola. Para darle el toque más chispeante, también incluye la golosina que conocemos como Peta Zetas.


Si queréis sorprender a vuestros amigos o familia con un postre de verano refrescante, rico y que a algunos les llevará a su infancia, tomad nota de esta receta de Drácula, seguro que todos lo disfrutarán, y si os pasáis por el restaurante de Roquetas probadlo, ¿será tan similar en la degustación a la del clásico polo de Frigo?

Ingredientes

    Para el granizado de cola

    • 200 ml de bebida refrescante de cola
    • 1 hoja de gelatina.

    Para la espuma de frambuesa

    • 300 gramos de puré de frambuesas
    • 2 hojas de gelatina.

    Para la crema inglesa

    • 250 ml de nata líquida para montar
    • 50 gramos de yema de huevo
    • 60 gramos de azúcar
    • 1/2 vaina de vainilla bourbon.

    Otros

    • 1 gramo de Peta Zetas
    • hierbabuena fresca.

    Elaboración

    Para el granizado de cola

    Calienta una pequeña parte de la cola y diluye la gelatina previamente hidratada en agua fría y bien escurrida. Mezcla con el resto de refresco e introduce en el congelador. Pasados 15 minutos, rertira la preparación del congelador y remuévela con un tenedor para romper los cristales de hielo que se forman. Congela de nuevo y repite la misma operación cada 15 minutos, hasta que la preparación tenga la textura de un granizado.

    Para la espuma de frambuesa

    Calienta una parte del puré de frambuesas, y diluye la gelatina previamente hidratada en agua muy fría y después bien escurrida, después mezcla con el resto del puré de frambuesa. Cuela para obtener una crema bien fina y sin semillas e introdúcela en un sifón con dos cargas, deja reposar cuatro horas en el frigorífico.

    Para la crema inglesa

    Calienta la nata con el azúcar y la vainilla, lleva a punto de ebullición. Retira el cazo del fuego y deja infusionar durante 30 minutos. Después cuela la nata, mézclala con la yema de huevo y cuece al baño María removiendo constantemente hasta que alcance los 85° C o hasta que espese ligeramente. Bate con un batidor de varillas para emulsionar la crema y reserva en el frigorífico.

    Acabado y presentación

    En una copa de cóctel dispón en el fondo la crema inglesa, cubre con un poco de Peta Zetas y con el granizado de cola. Para terminar, dispensa la espuma de frambuesa con el sifón y decora con unas hojitas de hierbabuena fresca.

    Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
    4 5 4
    Loading ... Loading ...