X

Porridge con mermelada de cerezas y almendras, un desayuno sano y rico

Para las personas a las que todavía les cuesta un poco introducir la fruta en el desayuno, no será difícil encontrar algunas alternativas con las que no les falte el aporte de este alimento en su día a día, aunque nunca será lo mismo que la fruta fresca y entera (es decir, a bocados o simplemente troceada) si se habla de aprovechar sus nutrientes y lo que implica tener que masticarla y digerirla consumida de este modo. Una opción puede ser añadir mermelada, por ejemplo, a unas tostadas o a unas gachas de avena, pero nada de la mermelada que venden en el supermercado y que está cargada de azúcar, y tampoco una mermelada casera hecha de forma tradicional si lo que se quiere es evitar el exceso de azúcar.

La fruta es dulce, por lo que no hace falta añadirle tanto azúcar, de hecho, no le haría falta nada de azúcar para estar rica, lo mejor de este ingrediente es la textura que le proporciona, pero también hay alternativas. El caso es que queremos proponeros que probéis este Porridge con mermelada de cerezas y almendras o alguna variante, pues tendréis que hacer la mermelada con la fruta fresca siguiendo, por ejemplo, nuestra receta de mermelada de frambuesa o esta de fresa si queréis que sea saludable y, además, nutritiva, pues ya veis que la textura se la aportan las semillas y estas ofrecen muchos beneficios a la salud. Si queréis una receta de mermelada de cerezas tradicional, también tenéis nuestra receta aquí.

Ingredientes (Por persona)

  • 50 gramos de copos de avena integral
  • 220-250 gramos de bebida vegetal o leche
  • c/n de edulcorante o endulzante (opcional)
  • 2-3 c/p de mermelada de cerezas sin azúcar
  • 6-7 almendras crudas
  • 1 c/c de semillas de sésamo con cúrcuma y pimienta
  • unas flores secas (para decorar, opcional).

Elaboración

Pon los copos de avena integral el un bol apto para microondas y añade la bebida vegetal o la leche que desees, introduce el bol en el microondas y programa dos minutos a máxima potencia. Después, deja reposar al menos cinco minutos para que la avena se hidrate bien, se infle y queden unas gachas cremosas al batirlas.

Las gachas de avena se pueden endulzar si se desea, pero hay que tener en cuenta que la mermelada ya aportará dulzor a este desayuno. Así que, una vez hechas las gachas, en el mismo bol o en un tazón para desayuno las puedes servir.

Añade a un lado la mermelada de fruta y a continuación las semillas de sésamo con cúrcuma y pimienta o, en su defecto, unas semillas de sésamo recién tostadas. Si se machacan un poco, se aprovecharán mejor nutricionalmente hablando. Trocea las almendras crudas, que pueden ser con piel o sin ella, y añádelas también.

Acabado y presentación

El porridge o gachas de avena está listo para servir, siempre se puede decorar un poco más con unas hierbas aromáticas frescas, por ejemplo, hierbabuena, y en esta ocasión también hemos incorporado unas flores secas para dar más color a este desayuno saludable. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Categorías: Desayunos saludables
VelSid :