Cómo hacer vasos de hielo sin tener un molde

Aquí tienes un vídeo en el que puedes ver cómo hacer vasos de hielo sin tener un molde, se puede hacer fácilmente con tres objetos, dos vasos de distinto tamaño y cinta adhesiva. Si haces unos vasos de chupito de hielo para la próxima fiesta, seguro que sorprendes a los amigos.

Vídeo

Posiblemente, en alguna fiesta con amigos os hayan sorprendido en alguna ocasión sirviéndoos una bebida en un vasito de hielo, quizá sabréis que estos vasos se venden en algunos comercios ya hechos, pero que también se venden unos moldes para poder hacerlos en casa, precisamente en este post os mostramos uno de ellos. El caso es que hoy queremos compartir con vosotros un vídeo en el que podéis ver cómo hacer vasos de hielo sin tener un molde.

Estamos seguros de que muchos de vosotros coincidiréis con nuestra opinión, y es que en alguna ocasión en particular nos podría gustar servir alguna bebida en un vasito de chupito de hielo, pero tener que comprar unos moldes que van a ocupar un sitio en el armario para utilizarlos un par de veces… Y comprar los vasos de hielo puede resultar algo complicado en algunos lugares, así que la mejor opción es hacerlo utilizando algunos recursos que podemos tener en casa o que podemos comprar por poco dinero y que no ocupará el poco sitio que tenemos.

¿Qué se necesita para hacer vasitos de hielo? Pues lo vais a ver en el vídeo a continuación, son tres cosas: unos vasitos pequeños de papel, unos vasitos más pequeños aún de plástico y un poco de celo o cinta adhesiva. Ya podéis imaginar cómo se deberán colocar los tres elementos para crear una especie de moldes en los que verter agua, introducirlos en el congelador y conseguir los vasitos de hielo, pero para que no haya dudas, lo mejor es ver el siguiente vídeo.

Pues ya habéis visto en el vídeo de Justin Chapple, editor de la revista gastronómica Food & Wine, cómo colocar el vaso pequeño dentro del vaso más grande sujetándolo con la cinta adhesiva y dejando el hueco para que el agua, al congelarse, tenga forma de vaso, pudiendo rellenarlo con cualquier bebida. Una vez congelado, bastará con retirar la cinta adhesiva, el vaso de plástico se despegará fácilmente y el de papel habrá que romperlo, pero también podría ser de plástico.

Y si os parece que los vasitos de hielo quedan un poco sosos, siempre se les puede dar color con algo de colorante alimentario, además, se pueden incorporar hojas de hierbas aromáticas, pétalos de flores comestibles, frutas frescas troceadas… Si os animáis a poner en práctica este truco o recurso para crear un molde para hacer vasitos de hielo, esperamos que nos lo comentéis y si queréis, podéis enviarnos las fotos, pero antes de beberos el contenido…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...