Los yogures naturales sin azúcares añadidos son la opción saludable

Los yogures naturales sin azúcares añadidos son la opción saludable, la única, el resto de yogures contienen demasiado azúcar. A la hora de comprar un yogur natural también hay que leer la etiqueta, en sus ingredientes sólo debe leerse leche y fermentos lácticos.

Yogures con demasiado azúcar

Hace escasos días compartíamos con vosotros una receta de un postre de lo más sencillo, pero a la vez delicioso y saludable, era este Yogur con higos y chocolate negro. En realidad, aprovechando que nos habíamos preparado esta delicia de yogur con fruta de temporada, queríamos hacer llegar el mensaje de que la extensísima oferta de yogures que hay en los supermercados debería desaparecer.

El largo pasillo, a veces a dos bandas, de neveras repletas de yogures de todos los colores y sabores (artificiales) está lleno de opciones poco saludables, y lo peor de todo es que la mayoría de consumidores no lo saben, ya que siempre se han otorgado propiedades beneficiosas para la salud a este producto lácteo. Pues es necesario saber y correr la voz todo lo que podamos, de que los yogures naturales sin azúcares añadidos son la opción saludable, el resto, mejor que se queden en el supermercado, al menos si hablamos de consumo habitual.

La razón ya os la comentamos en la receta del postre antes mencionada y en alguna que otra ocasión más, principalmente es porque contienen muchísimo azúcar añadido. Además, los yogures con sabores y todos esos postres lácteos fermentados suelen incorporar colorantes, saborizantes, emulsionantes, espesantes, conservantes… Por todo esto, dejan de ser un alimento saludable y recomendable en el marco de una alimentación sana y nutritiva.

Y os contamos todo esto de nuevo porque se ha dado a conocer un estudio realizado por científicos de las universidades de Leeds y Surrey, capitaneado por la Dra. Bernadette Moore de la Facultad de Ciencias de la Alimentación y Nutrición de Leeds, cuyo objetivo era estudiar de forma exhaustiva el contenido de azúcar y de nutrientes de los yogures disponibles en los supermercados del Reino Unido, y especialmente los que se dirigen a los niños.

Los resultados ya los podéis imaginar, sólo los yogures naturales sin azúcares añadidos y los yogures griegos (los auténticos yogures griegos) se pueden considerar saludables porque el único azúcar que contienen es el propio de la leche, la lactosa, que suele rondar los 4 o 5 gramos por cada 100 gramos de yogur, es lo que se denomina azúcar intrínseco. Mientras que los yogures con sabores y azucarados pueden contener la mitad de la ingesta diaria máxima recomendada de azúcar para los niños.

Según el NHS, sitio web financiado por el Departamento de Salud y Asistencia Social de Reino Unido, los niños menores de cuatro años deben evitar todos los alimentos con azúcares libres o azúcares añadidos, los niños de 4 a 6 años no deben superar los 19 gramos de azúcar en su alimentación diaria, los niños de entre 7 y 10 años deberían limitar su consumo de azúcares añadidos en 24 gramos (limitar quiere decir que es el máximo, no que sea necesario alcanzar dicha cantidad), y los adultos no deberían consumir más de 30 gramos de azúcares libres al día.

Yogures para niños

Cabe señalar que la OMS recomienda que el consumo de azúcar no supere el 5% del total de calorías ingeridas al día (equivale a unas seis cucharaditas de café o a unos 25 gramos de azúcar), y esto para un adulto, por lo que para los niños la ingesta máxima recomendada también será menor que en Reino Unido.

Volviendo al estudio que ha sido publicado en la revista BMJ Open, para llevarlo a cabo analizó la información de 921 yogures disponibles en los cinco principales supermercados del Reino Unido, clasificados en ocho categorías: Infantiles, Alternativas lácteas, Postres, Bebidas, Frutas, Sabores, Estilo natural /Griego, y Orgánico o ecológico. Como ya os hemos comentado, el perfil nutricional de los yogures naturales y griegos sin azúcares añadidos son los único que se pueden enmarcar como saludables, con un contenido de azúcar inferior a los 5 gramos por cada 100 gramos de producto (y procedente de la lactosa), mientras que el resto, contenían un mínimo de 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto.

Hay que recordar que una ración de yogur suelen ser 125 gramos, por lo que la cantidad de azúcar contenida en un yogur no es la que se indica por 100 gramos de producto. También queremos destacar algunos detalles interesantes de este estudio de los yogures analizados, cuyos resultados se pueden extrapolar a nuestro país, en relación al concepto que se tiene sobre los beneficios del yogur y de los productos ecológicos para la salud.

Y es que muchos consumidores eligen los productos ecológicos porque consideran que son una opción más saludable, pero no siempre lo son. En el caso de los yogures, en el estudio se observó que los ecológicos se encontraban entre los que más cantidad de azúcares libres contenían, alrededor de 13’1 gramos por cada 100 gramos de yogur. Según Annabelle Horti, coautora de la investigación, el azúcar se suele utilizar para contrarrestar la acidez, y ésta suele ser más pronunciada en los yogures ecológicos, de ahí la posibilidad de que estos yogures tengan más cantidad de azúcar.

Qué yogur es el más sano

Normalmente se habla de bollería, refrescos y golosinas cuando se hace referencia a las fuentes de azúcares que forman parte de la dieta de los niños, pocas veces, o ninguna, se hace referencia a los yogures y a otros productos lácteos fermentados, y como podemos comprobar, estos aparentemente inofensivos alimentos que se consumen tanto en el desayuno como en la merienda o en el postre, pueden proporcionar la mitad del azúcar recomendable al día. Imaginad si los niños toman, además, unas galletas, un zumo de frutas, unos cereales de desayuno, una piruleta…

A todo esto, queremos que todos los padres sepan que los yogures y lácteos fermentados dirigidos a bebés y niños (Mi Primer Danone y compañía), que muchos padres compran cuando su pequeño se va a iniciar en la alimentación complementaria, son menos recomendables que un yogur natural sin azúcares añadidos. Aquí es donde la industria demuestra no tener escrúpulos y cuando nosotros deberíamos devolverle la bofetada no comprándoles nada. No les importa empezar a ganarse consumidores que aún no han salido de la cuna alterando sus papilas gustativas con productos hiper dulces, cargados de azúcar, ¿no creéis que merecen un castigo?

En fin, es la historia de siempre, y aunque no lo creáis, el cambio está en nuestras manos. La industria produce lo que vende, así que, si compramos yogures cargados de azúcares añadidos, los seguirán fabricando. Y así con todo. Hoy por hoy todo el mundo sabe que nuestro alimento es nuestra medicina, y viceversa, no es sólo una cita que decir en un momento dado. Y el azúcar, a pesar de todo lo que se ha intentado ocultar, ya es considerado un veneno si se consume en demasía, así que no os dejéis envenenar, al menos sin consentimiento.

Si queréis ampliar la información sobre el estudio que hemos abordado, podéis acceder a la publicación de este en la web de la Universidad de Leeds a través de este enlace, y en la web del BMJ One pulsando aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...