Salmorejo con sardinas, esferas de tomate y hierbabuena

Aprovechad los buenos tomates que en poco tiempo finalizará su temporada, y preparad este Salmorejo con sardinas, esferas de tomate y hierbabuena, un entrante refrescante, sabroso y nutritivo, muy fácil de hacer e ideal para cualquier comida, sea de diario o de celebración.

Salmorejo con sardinas, esferas de tomate y hierbabuena

A estas alturas del verano, a punto de tocar a su fin, siguen apeteciendo platos refrescantes como las ensaladas, las sopas frías y demás. Seguro que vosotros también seguís disfrutando de gazpachos y salmorejos como nosotros, aunque algunos tendréis ganas de variar después de llevar tantas semanas haciéndolos con la guarnición de siempre. Pues hoy os traemos una idea deliciosa, además es muy fácil de hacer y a vuestros comensales les va a encantar, así que tomad nota de esta receta de Salmorejo con sardinas, esferas de tomate y hierbabuena.

En esta ocasión hemos hecho uso de las sardinas anchoadas o en semiconserva, pero también se pueden utilizar las sardinas ahumadas para este rico plato que, dicho sea de paso, puede ser un perfecto entrante para una comida o una cena de celebración. Las sardinas tienen su gracia en este plato, pero también lo tienen las esferas de tomate y guindilla (estas son compradas). La combinación e intensidad de sabores es deliciosa, pero debemos decir que si no encontráis estas esferas, podéis utilizar otras que sean de vuestro agrado y combinen bien, como las de vinagre de Módena o las de aceite de oliva virgen extra, por ejemplo. Hay que reconocer que una de las funciones de este ingrediente en el salmorejo con sardinas es la estética, así que adaptad la guarnición de este salmorejo tradicional a vuestro gusto.

Ingredientes (4 comensales)

Para el salmorejo

  • 1 kilo de tomates carnosos maduros
  • 1 diente de ajo grande
  • 150 gramos de pan del día anterior
  • 40 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • un chorrito de vinagre de Jerez
  • 10 gramos de sal.

Para la guarnición

  • 4 filetes de sardinas en semiconserva o sardinas ahumadas
  • 4 puñaditos de picatostes a las finas hierbas
  • 4 c/s de esferas de tomate y guindilla
  • c/n de hierbabuena fresca.

Elaboración

Para el salmorejo

Lava bien los tomates y trocéalos, ponlos en el vaso del robot de cocina o de la batidora (si es potente como Thermomix, no hace falta pelarlos ni colar el salmorejo cuando ya esté hecho). Añade el ajo pelado y troceado, el pan del día anterior troceado también, y termina añadiendo el aceite d eoliva virgen extra, el vinagre y la sal.

Tritura hasta obtener un salmorejo fino y emulsionado, si utilizas Thermomix puedes ponerla a velocidad progresiva 3-7-9 y después mantener a máxima potencia de tres o cinco minutos, de esta forma queda un salmorejo muy fino. Cuando el salmorejo esté en su punto, guárdalo en un recipiente tapado en el frigorífico para servirlo bien fresco.

Para la guarnición

Corta los filetes de sardinas en los trocitos que desees para repartirlos en esta sopa fría. Prepara los picatostes, puedes hacerlos en casa con el pan que desees, espolvoreando las hierbas aromáticas y aderezando con un poco de aceite de oliva virgen extra. El pan cortado en cubitos y condimentados, extiéndelo en la bandeja del horno y mantenlos a unos 175º C hasta que estén crujientes.

Salmorejo con sardinas, esferas de tomate y hierbabuena

Prepara las esferas de tomate y chile que estarán conservadas en líquido de gobierno, dispón de una cuchara perforada para extraerlas escurridas, aunque también puedes sacarlas con una cucharilla normal escurriendo todo lo posible.

Acabado y presentación

Sirve el salmorejo en cuencos o en platos hondos y reparte los picatostes, la sardina, las esferas de tomate y las hojas de hierbabuena fresca. Si las que tienes son grandes, pícalas. Si lo deseas, termina con un hilo de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...