Yogur con quinoa y frutos rojos, un desayuno saludable excepcional

Toma nota de esta receta de Yogur con quinoa y frutos rojos, es un desayuno saludable excepcional, muy nutritivo y delicioso. Además, es muy fácil y rápido de elaborar, permite aprovechar la quinoa que haya sobrado de la comida y es apto para niños y para adultos.

Yogur con quinoa y frutos rojos

Desayunar cereales (o pseudocerales) puede considerarse de lo más normal, pero no precisamente en el formato en el que os los presentamos hoy, ya que aprovechamos la quinoa que nos sobró de esta receta de para hacer un desayuno dulce y delicioso, y tenéis que probarlo, estamos seguros de que el yogur griego con quinoa y frutos rojos os va a encantar y os va a abrir una gran puerta a la creación de nuevos desayunos nutritivos y exquisitos.

Podéis preparar la quinoa expresamente para este desayuno, o cuando vayáis a hacerla para una ensalada o una guarnición, cocinad un poco de más para tenerla en la nevera hasta el día siguiente y preparar un desayuno saludable y excepcional como es este yogur con quinoa y frutos rojos. Nosotros nos decantamos por los frutos frescos, en este caso fresas y arándanos. Además, para aportar un toque más ácido, pues estas frutas rojas están bien dulces, añadimos un poco de piña deshidratada. En fin, a continuación os explicamos más detalles de esta receta, ya nos comentaréis qué os parece.

Ingredientes (Por persona)

  • 125 gramos de quinoa cocida (puede ser roja o blanca)
  • c/n de extracto de vainilla
  • c/n de endulzante o edulcorante al gusto
  • 200 gramos de yogur griego
  • 5-6 fresitas
  • 12 arándanos
  • 1 rodaja de piña deshidratada (sin azúcares añadidos)
  • 1 c/c de nibs de cacao.

Elaboración

Pon en un bol la quinoa y añade el endulzante y el extracto de vainilla, mezcla bien y reserva. El yogur griego lo puedes endulzar si lo deseas, pero con la fruta y la quinoa endulzada puede no ser necesario, pruébalo y prepáralo al gusto.

Lava las fresas y los arándanos, corta el pedúnculo a las fresas y trocéalas en dos o tres trozos, según lo grandes que sean. Los arándanos déjalos enteros, claro, y pon la cantidad deseada aunque en los ingredientes veas una cantidad concreta, esto no alterará el resultado, así que a tu gusto.

Yogur con quinoa y frutos rojos

Corta la piña deshidratada en trocitos para que después queden repartidos en todo el desayuno y se vayan incluyendo en cada cucharada. Si no tienes piña deshidratada, puedes poner un poco de piña fresca o no añadir esta fruta, puedes buscar su acidez con un poco de piel rallada de limón, por ejemplo.

Acabado y presentación

Sirve en un bol o plato hondo el yogur griego y la quinoa, puedes hacerlo por separado, como en la foto, o la quinoa sobre el yogur, después se mezclará todo a la hora de comerlo. Reparte sobre el yogur y la quinoa roja las fresas, los arándanos y la piña, y para terminar, añade unos nibs de cacao que aportarán un toque más crujiente, entre otras cosas. Decora con unas hojitas de hierbaluisa (o hierbabuena fresca). ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...