Receta de salsa Toum, tan fácil y tan rica

Esta es la receta de salsa Toum, la famosa y apreciada salsa de ajo libanesa, y es tan fácil de hacer y tan rica, que no puedes dejar de probarla. Encontrarás muchos platos en los que utilizarla, desde carnes a la parrilla a verduras a la brasa, sándwiches… y por supuesto, ideal para las recetas tradicionales de la cocina libanesa.

Salsa toum, salsa de ajo libanesa

Ya conocéis la salsa Toum, os hablamos hace un par de días de ella en el post titulado ‘Salsa Toum, salsa de ajo libanesa’, y si os lo perdisteis ya sabéis que pulsando en el enlace podréis verlo, así conoceréis algo más sobre su origen, sus usos, su elaboración, sus ingredientes… aunque estos también los podéis leer a continuación, ya que os traemos la receta de salsa Toum, tan fácil y tan rica, ideal para acompañar carnes, pescados, hortalizas, pan… lo que os apetezca.

Cuando hacemos la salsa toum en casa dura poco, porque a todos nos encanta, ahora bien, no la hacemos muy a menudo porque como podéis imaginar, una salsa con semejante cantidad de ajo crudo es muy saludable, pero también es muy escandalosa en el ambiente… En fin, tomad nota de la receta de salsa toum, como os comentamos, es similar al alioli pero con un sabor a ajo mucho más intenso, y menos aromático por el aceite, pues suele hacerse con aceite de semillas, de todas formas, nosotros siempre ponemos una proporción pequeña de aceite de oliva virgen extra, nos gusta más.

Hay quien compara esta receta de salsa de ajo libanesa con una mahonesa, pero la salsa toum no lleva huevo, y la mahonesa no lleva ajo, así que en lo que se parecen es en que se trata de una salsa emulsionada, más blanca que el alioli porque el aceite de semillas, como el de girasol, no aporta el tono amarillo del AOVE.

Ingredientes

  • 50 gramos de ajo (1 cabeza pelada)
  • 1 c/c rasa de sal
  • 40 gramos de zumo de limón recién exprimido
  • 40 gramos de agua fría
  • 160 gramos de aceite de semillas
  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Separa los ajos que forman la cabeza y ponlos en un tarro cerrado, agítalo enérgicamente para pelarlos o, si lo prefieres, pélalos normalmente con el cuchillo. Después de pelarlos, córtalos en dos y si lo deseas, retira el germen del interior. Pon los ajos en el procesador de alimentos, sirve el más básico, como el que acompaña a las batidoras de mano, y añade la sal.

Exprime el zumo del limón para conseguir la cantidad indicada (aproximada), prepara también el agua fría en otro recipiente. Pesa los dos aceites por separado, puedes variar la proporción al gusto, y también hacer la salsa con sólo un tipo de aceite.

Salsa toum, salsa de ajo libanesa

Por cierto, esta salsa, como el all i oli es mejor hacerla en el mortero, a mano, pero pocas veces se dispone de tiempo, paciencia y brazo para conseguir la emulsión. Si quieres hacerla a mano, ya sabes, primero hay que machacar los ajos con la sal hasta conseguir una pasta, después ir añadiendo el aceite a hilo mientras se bate, y finalmente se añaden el zumo de limón y el agua poco a poco, mientras se bate, para que no se corte.

En el procesador de alimentos, tritura el ajo con la sal hasta obtener una pasta, es posible que no la consigas del todo por la cantidad de ajo y por el tamaño del recipiente, así que añade el zumo de limón y vuelve a triturar, entonces obtendrás la pasta de ajo y limón. A continuación empieza a verter el aceite. Si lo haces una procesadora que no tiene bocal, será cuestión de ir destapando, añadiendo un chorrito, cerrando y batiendo hasta emulsionar. Hay que hacerlo con poca cantidad para que emulsiones bien.

Si lo haces con una procesadora con bocal, ve vertiendo el aceite a hilo, a medida que vaya emulsionando vas añadiendo más, hasta finalizar con todo el aceite. Como se puede apreciar en las fotos, queda una emulsión fuerte, con mucho cuerpo. Al final, añade el agua, también poco a poco, mientras vas batiendo. Puedes añadir menos cantidad de agua si lo deseas más denso, o un poquito más si quieres una salsa más ligera, pero siempre añadiendo poco a poco para no romper la emulsión.

Acabado y presentación

Pasa la salsa toum a un recipiente en el que guardarla en el frigorífico para ir utilizando según la necesites. Para llevarla a la mesa y que cada comensal se sirva al gusto, ponla en un cuenco y listo. ¡Buen provecho!

Salsa toum, salsa de ajo libanesaSalsa toum, salsa de ajo libanesaSalsa toum, salsa de ajo libanesaSalsa toum, salsa de ajo libanesaSalsa toum, salsa de ajo libanesa

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...