La producción mundial de cerveza podría reducirse por el cambio climático

Una investigación en la que han participado expertos de varios países, concluye que la producción mundial de cerveza podría reducirse por el cambio climático en un 16% debido a la reducción de la disponibilidad de la cebada.

Producción de cebada y cerveza

Según los resultados de un estudio realizado por investigadores del Reino Unido, China, México y Estados Unidos, en los próximos años la producción mundial de cerveza podría reducirse por el cambio climático, concretamente en un 16%, lo que equivale al consumo anual de cerveza en Estados Unidos. Al reducirse la producción de cerveza y mantenerse la demanda, los expertos auguran que se duplicaría el precio de la bebida, pero eso siempre que en los próximos años se produzcan eventos climáticos más severos que afecten a las cosechas de cebada.

Según los datos de la investigación, eventos climáticos severos como la sequía y el calor extremo, afectarían a los rendimientos mundiales de cebada, hay que tener en cuenta que actualmente un 17% de la producción mundial de cebada se destina a la elaboración de cerveza. Aunque sólo se redujera un 4% la producción cervecera debido a eventos climáticos de menor impacto, supondría un aumento del 15% en el precio de la cerveza, pero se cree que serán severos y se calcula una pérdida de entre un 3% y un 17% del cultivo de cebada dependiendo de la zona y las condiciones climáticas.

En esta investigación los expertos analizaron el rendimiento de la cebada en 34 regiones del mundo, posteriormente se analizaron los efectos del stock del suministro de cebada en la oferta y el precio de la cerveza de cada región y en diferentes escenarios climáticos futuros. Según los resultados, el país más afectado por la situación sería China, uno de los países que más cerveza consume con diferencia, en este caso, la reducción de la producción se calcula en 4.340 millones de litros de cerveza. Aunque países con menor consumo total se enfrentarían a enormes reducciones en la producción y el consumo, es el caso de Argentina, que caería en 530 millones de litros, lo que equivaldría a una reducción del 32%, eso en el caso de eventos climáticos severos.

Pero incluso con situaciones climáticas menos severas, la producción se reduciría en países como Argentina y Canadá en 270 millones de litros, lo que supondría una reducción de un 16% y un 11% respectivamente. En países como Reino Unido se calcula que la caída sería de entre 370 y 1.330 millones de litros e igualmente el precio de la cerveza podría duplicarse, en Estados Unidos la caída se calcula entre los 1.080 y 3.480 millones de litros.

Antes hemos comentado que el sector cervecero consume un 17% de la producción mundial de cebada, pero por países, los datos varían significativamente, por ejemplo, en Brasil acapara el 83% de la producción del cereal, en cambio, en Australia sólo acapara el 9% de la producción. Hay que añadir que las pérdidas del rendimiento varían de una región a otra, por lo que en algunos casos la reducción de la producción de cerveza sería menor, pero seguramente y dada la demanda global, los precios se dispararían. El cambio climático y los eventos climáticos severos que lo acompañan pueden provocar en los próximos años la escasez de una de las bebidas alcohólicas más populares del mundo por su gran volumen de consumo.

Cultivo de cebada para la producción de cerveza

Claro, que ya se sabe desde hace tiempo que el cambio climático puede afectar al rendimiento de la cebada y de muchos otros cultivos, podemos citar este estudio del año 2014 realizado por expertos de la Universidad de Stanford, en el que se apuntaba que en Europa, un aumento de las temperaturas calculado en 3’5º C para el año 2040 podría provocar la reducción del rendimiento de la cebada o del trigo en un 20%. Quizá sería cuestión de tener en cuenta los consejos proporcionados en esta investigación en la que se recomendaba empezar a pensar en la redistribución de los cultivos del mundo para poder aumentar la producción y hacer frente al cambio climático de un modo más eficaz.

Los investigadores comentan que varios estudios han mostrado que la frecuencia y la severidad de la sequía y el calor extremo aumentan sustancialmente en una variedad de escenarios climáticos futuros, hasta la fecha no se había evaluado cómo afectarían a la producción de cerveza, sí se han realizado estudios con el vino o con el café. Los expertos explican que, si bien los efectos del cambio climático en la producción de cerveza pueden parecer modestos en comparación con muchos de los otros impactos que amenazan la vida, la reducción de la producción de cerveza y el aumento de su precio afectará a millones de personas de todo el mundo.

Los expertos explican que los países donde la cerveza es más cara en la actualidad, como es el caso de Japón o Australia, no experimentarán una fuerte subida de precios, ya que los cambios en el precio de la cerveza en un país están relacionados con la capacidad y disposición de los consumidores para pagar más por ella, en vez de reducir el consumo, de modo que el mayor incremento del precio se sufrirá en aquellos países donde se consume mucha cerveza. Los investigadores dicen que en la actualidad, la oferta de cebada a nivel mundial y nacional disminuye progresivamente en años donde las cosechas no son buenas debido al clima, reduciéndose entre un 27% y un 38% la producción en países europeos como Bélgica, República Checa y Alemania, por lo que quizá se podría pensar que las previsiones podrían ser mucho peores.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de East Anglia, y en este otro publicado en la revista científica Nature Plants.

Foto 2 | John Jones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...