Salsa de aguacate, jengibre y leche de coco, ideal para ensaladas y verduras

Con cuatro ingredientes podemos hacer aderezos sorprendentes para alegrar nuestras comidas, prueba de ello es esta salsa de aguacate, jengibre y leche de coco, ideal para ensaladas y verduras asadas, salteadas o cocinadas al vapor. Tomad nota de la receta de esta salsa que también va de maravilla con carnes blancas, pescados y mariscos.

Salsa de aguacate, jengibre y leche de coco

Las ensaladas y las verduras deben formar parte de nuestra dieta diaria, tanto en la comida como en la cena, y lo cierto es que es muy fácil disfrutar cada día de platos distintos, sea por la composición, por el método de cocción si lo tuviera, por los condimentos de la receta… Un mismo plato de vegetales puede ser muy distinto de otro sólo por el aderezo, y para que nos deis la razón os recomendamos preparar esta Salsa de aguacate, jengibre y leche de coco, ideal para ensaladas y verduras, tanto veganas como omnívoras.

Esta es una salsa muy fácil de hacer y resultará ideal, por ejemplo, para gastar la leche de coco que ha sobrado después de hacer el curry, o para no tener que guardar el aguacate que has empezado para otra receta. Una ensalada de escarola y tempeh, unas coles de Bruselas salteadas y doradas en la sartén, una ensalada templada de pollo… son sólo algunas ideas para dar uso a esta deliciosa y cremosa salsa de aguacate, jengibre y leche de coco, si os apetece probarla, tomad nota de la receta a continuación.

Ingredientes

  • 125 gramos de aguacate maduro
  • 125 gramos de leche de coco (de lata)
  • 3 gramos de raíz de jengibre fresca
  • 20-25 gramos de cebolla tierna
  • 30 gramos de zumo de lima
  • c/n de sal
  • c/n de pimienta blanca molida
  • un poco de agua (opcional).

Elaboración

Pela el aguacate y retira el hueso, trocéalo y ponlo en el vaso de la batidora. Añade la leche de coco, preferiblemente la versión tradicional, con toda su grasa. Pela el trocito de jengibre, es poco para que no se apodere de todo el sabor del aderezo, pero se nota, de todas formas, se puede poner la cantidad que cada uno desee.

Una vez añadido al vaso de la batidora, añade también la cebolla tierna picada, el zumo de lima y salpimenta al gusto. Tritura hasta obtener una salsa cremosa, ahora dependiendo del plato que vaya a aderezar puedes necesitar que sea más ligera, para ello, puedes añadir un chorrito de agua, o si lo prefieres, un poco más de leche de coco.

Salsa de aguacate, jengibre y leche de coco

Prueba la salsa por si es necesario rectificar de sal o pimienta, o si quieres que se note un poco más la cebolla tierna. También sale muy bien con chalotas, por si te apetece probar.

Pasa la salsa de aguacate y coco a un recipiente con tapa para guardarlo en el frigorífico y poder recurrir a este aderezo para enriquecer nutricional y organolépticamente tus platos. Puedes guardarlo aproximadamente tres días, mejor hacer poca cantidad para no tener que guardarla más tiempo.

Acabado y presentación

Puedes presentar este aderezo de aguacate y leche de coco en una salsera para que los comensales se sirvan a su gusto, o aderezar directamente los platos que elijas. Por cierto, también es una buena salsa para servir como dip y mojar distintos tipos de chips y crujientes, así como crudités. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...