Tomata de Penjar de Alcalà de Xivert, un producto tradicional con Marca de Calidad

Hoy queremos descubriros la ‘Tomata de Penjar’ de Alcalà de Xivert, un producto tradicional con Marca de Calidad CV (Comunidad Valenciana). Es una variedad de tomate que tiene una piel fina, abundante pulpa y agua, y es ideal para hacer pan con tomate, además de ser dulce y tener una acidez controlada, es un tomate que se puede conservar fresco durante meses.

Castellón

El pasado fin de semana se celebró la Feria de ‘la Tomata de Penjar’ de Alcalà de Xivert (Castellón), si estáis en Instagram y seguís nuestro perfil, visteis algunos momentos de este evento gastronómico que el Ayuntamiento de Alcalà-Alcossebre organiza desde el año 2013 con el objetivo de poner en valor ‘la auténtica y original Tomata de Penjar con certificado de Marca de Calidad. Y aunque hace ya algunos años hablamos en el blog de la variedad de tomate conocida como ‘tomate de colgar’, ‘tomàquet de ramallet’ o ‘tomàquet de penjar’, de sus características, de sus zonas de producción, de sus usos culinarios… hoy profundizaremos un poco más con la variedad que se cultiva en el municipio castellonense de Alcalà de Xivert.

Cuentan los lugareños, la historia de Alcalà de Xivert, y también de otras zonas del país en las que se cultiva esta variedad de tomate, como el resto de la Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares, que ganó mucho valor en la posguerra, puesto que era un alimento fresco que podía ser almacenado y mantenerse prácticamente todo el año, y que, por ello, su cultivo creció considerablemente en la década de los años 40.

Para quien no lo sepa, el tomate de colgar es una variedad de tomate que se caracteriza por varias cosas, una de ellas es su larga conservación en fresco, se cuelgan como podéis ver en las fotos, en un lugar adecuado por su temperatura y humedad y pueden durar meses. Otras características apreciadas de este tipo de tomates son su sabor, su jugosidad y su versatilidad culinaria. Aunque son los mejores tomates para untar pan (para hacer el clásico pan con tomate o pa amb tomàquet/tomaca), también son buenos tomates para hacer salsas y guisos, así como para servirlos en ensaladas.

Historia de la Tomata de Penjar de Alcalà de Xivert

Volviendo la historia de la ‘Tomata de Penjar’ de Alcalà de Xivert, cuentan que con la reactivación de la economía española en los años 50, aumentó la producción agrícola en general y, con ella, la del tomate de colgar chivertense, que empezó a comercializarse en la Plana de Castellón. Y así ha seguido el crecimiento y el prestigio de este alimento del que se preserva su carácter tradicional y el cuidado artesanal de sus cultivadores. Ayudan a que el tomate de colgar de Alcalà de Xivert tenga unas cualidades organolépticas especiales las particularidades geológicas y climatológicas.

En diciembre del año 2008, la Asociación de Productores y Comercializadores de la ‘Tomata de Penjar’ de Alcalà de Xivert, entidad constituida en marzo de 2007 para promocionar y revalorizar su producto, consiguió la Marca de Calidad CV, una marca concedida por la Generalitat Valenciana y que se puede reconocer por el sello que podéis ver en las fotos. Como sabéis, este distintivo gestionado por la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación garantiza a los consumidores finales que la Tomata de Penjar cumple con unos estándares de calidad establecidos y con los controles de calidad desde a la extracción de las semillas hasta el manipulado final.

Alcalà de Xivert

Ciclo de cultivo de la Tomata de Penjar

En la web de la Asociación podemos leer sobre el ciclo de cultivo de la Tomata de Penjar, que empieza con la extracción de las semillas a finales de otoño, siendo seleccionados para ello los mejores tomates de la temporada anterior. La siembra de las semillas se realiza entre los meses de marzo y abril en viveros especializados y autorizados, y crecen los plantones durante un mes, protegidos de plagas y carencias con tratamientos respetuosos con el ecosistema.

Pasado este primer mes las pequeñas tomateras son trasplantadas en extensas huertas cuyos caballones se cubren con plástico translúcido para mantener y repartir la humedad de la tierra y evitar el desarrollo de malas hierbas. Aseguran que el control de malas hierbas se realiza con absoluto respeto al equilibrio ecológico y que si es necesario el uso de herbicidas, se hace en bajas dosis y siempre con los autorizados. Explican también la importancia del riego por goteo y del agua con la que se nutren las tomateras, siendo más apreciados los frutos que han recibido agua salada.

La Tomata de Penjar se recolecta entre los meses de julio y octubre de forma manual, entonces se realiza una selección de los mejores frutos para guardar algunos que servirán para extraer la semilla para la próxima cosecha. Los tomates de colgar de Alcalà de Xivert se recolectan cuando el agricultor aprecia que está en su punto para su conservación fuera de la planta, en ese momento muestra un color rosado o rojo suave prácticamente en toda su superficie. Entonces los tomates se almacenan durante un mes aproximadamente, en un lugar seco, protegido de la luz directa del sol y aireado. Pasado este periodo se vuelve a realizar una selección para retirar los posibles frutos que se hayan dañado.

El siguiente paso es montar los racimos o ristras (también denominadas poms) de tomates, cosiéndolos por el pedúnculo con aguja y rafia blanca o negra, suelen formarse racimos de entre 15 y 30 tomates, y se cuelgan en almacenes con las condiciones ambientales necesarias para su conservación. Su manipulación es, en todo momento, muy cuidada para que no se malogre ni una pieza del racimo de tomates, siempre de forma manual y presentando el producto en cajas en las que llegan al consumidor final.

Alcalà de Xivert (Castellón)

Características y propiedades de la Tomata de Penjar

Ya os hemos comentado algunas de las características, propiedades y cualidades de la Tomata de Penjar de Alcalà de Xivert, en resumen, se trata de un fruto de pequeño tamaño, cuyo color va del rosado al rojo intenso, tiene una piel muy fina, pulpa muy abundante, con mucha agua, por eso es muy apreciado para untar o frotar sobre el pan (creednos que no es lo mismo frotar que rallar el tomate y después extenderlo sobre el pan), pues se aprovecha todo el tomate. Además, tiene un delicioso sabor, intenso, dulce y suavemente ácido.

Este tomate de colgar se compra en ristras o racimos que se deben mantener colgados cuando se llevan a casa si se desea continuar teniendo unos tomates de larga conservación, y además de ser magníficos para el ‘pan con tomate’, son perfectos para sofritos, salsas, ensaladas, guarniciones… Sobre el precio de la Tomata de Penjar, decir que en tiendas no es muy caro, en la feria que comentábamos estaba a 4 euros el racimo, pero en la tienda online de la Asociación de la Tomata de Penjar consideramos que se exceden con el precio, si no fuera así, os recomendaríamos que los probarais donde estéis.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...