Los consumidores pagarían más por una cerveza elaborada de forma sostenible

Según un estudio estadounidense, una buena parte de los consumidores pagarían más por una cerveza elaborada de forma sostenible. El estudio titulado “La voluntad de pagar por una cerveza sostenible” determina que la sostenibilidad es un aspecto diferenciador necesario en el competitivo mundo de las cervezas.

Elaboración sostenible de cerveza

La sostenibilidad es una cuestión cada vez más valorada por los consumidores, así se ha concluido en varios estudios destacando que los productos alimenticios que incluyen información sobre el carácter sostenible, experimentan un aumento significativo en las ventas en comparación con productos homónimos que no brindan esta información. Aunque hay que decir que las cifras varían dependiendo del país y de la concienciación de su sociedad, por preservar el medioambiente y los recursos naturales.

Hoy conocemos un estudio realizado por expertos de la Universidad de Indiana Bloomington (Estados Unidos) en el que se concluye que la mayoría de los consumidores pagarían más por una cerveza elaborada de forma sostenible. Para los investigadores esto demuestra que para la industria cervecera es factible introducir prácticas de ahorro energético en el proceso de elaboración de la cerveza, ya que a una buena parte de los consumidores no les importaría asumir un sobrecoste.

En el estudio titulado “La voluntad de pagar por una cerveza sostenible” se destaca el potencial de ahorro energético y de sostenibilidad, en una industria que consume mucha energía y que está creciendo rápidamente, especialmente el segmento de las cervezas artesanas, crecimiento del que ya hemos hablado anteriormente. Los investigadores destacan que algunas cerveceras ya han realizado avances para dar a sus cervezas un carácter sostenible, como la instalación de paneles solares para la obtención de energía, plantas para el tratamiento de aguas residuales, sistemas para recapturar el vapor del proceso de la elaboración de la bebida, etc.

Como ejemplo de innovación podemos destacar la iniciativa de una cervecera artesana estadounidense que presentó una variedad de cerveza elaborada con aguas residuales recicladas, cerveza que superó con éxito pruebas para determinar sus cualidades organolépticas, de ello hablábamos en este post. Hay que recordar que una de las cinco tendencias de consumo de la cerveza artesana es el énfasis de su procedencia y su carácter sostenible, de hecho, muchos consumidores creen que la cerveza artesana es más sostenible, y que el hecho de que además se anuncie como tal, capta su atención.

La sostenibilidad en la cerveza es demandada por los consumidores

El problema de la sostenibilidad es que se requieren unas elevadas inversiones iniciales, lo que inevitablemente provoca el aumento del precio de la bebida, por ello, para determinar si los consumidores estarían dispuestos a pagar más por la cerveza, se planteó llevar a cabo este estudio. Los expertos han basado sus resultados en una encuesta realizada a más de 1.000 personas, habituales consumidores de cerveza, y según los datos obtenidos, a un 59% de los consumidores no le importaría pagar más por una cerveza sostenible. Según la encuesta, los consumidores que ya pagan un suplemento por su cerveza (por ser artesana), pagarían más por el carácter sostenible.

Un dato llamativo para los responsables del estudio es el hecho de saber que no existe una correlación significativa entre el tipo de cerveza preferida (artesana o industrial) y su disposición a pagar más por el carácter sostenible, lo que supone una oportunidad para el sector de la cerveza industrial para trabajar de un modo más respetuoso y responsable. Los expertos comentan que los cerveceros van a tener que buscar nuevas formas de diferenciarse en un mercado que cada vez está más saturado, ya no será sólo cuestión de sabor, aspectos como la sostenibilidad pueden marcar diferencias en las ventas.

Recordemos que en lo que respecta a innovación en el mundo de las cervezas artesanas, Europa supera a Estados Unidos, sin embargo, no destaca especialmente en el carácter sostenible, algo en lo que los cerveceros europeos deberán poner mayor énfasis. Podéis conocer el estudio a través de este artículo publicado en la página web de la universidad, y en este otro de la revista científica Plos One.

Foto 1 | Domaine Hudson
Foto 2 | Anders Knudsen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...