Salsa de mostaza y sirope de arce, ideal para verduras al vapor o salteadas

Esta salsa de mostaza y sirope de arce es ideal para verduras al vapor o salteadas, así como para carnes blancas, como el pollo, a la plancha, y también para algunas ensaladas. Es una salsa fría que se puede templar y que es muy fácil de hacer, está lista en cinco minutos.

Salsa de mostaza y sirope de arce, ideal para verduras

El primer plato, si se come entrante y principal, o la mayor parte del plato si se come plato único, según las recomendaciones para una alimentación saludable, debe estar compuesto de verduras, y con la variedad que hay y las múltiples formas que existen para cocinarlas, no es necesario repetir en toda la semana. A no ser que se disfrute tantísimo con una misma receta que no se quiera cambiar. El caso es que con el poco tiempo del que se dispone para dedicar a la cocina y el interés por comer sano, que sigue creciendo, a menudo se opta por cocinar las verduras al vapor o darles un simple salteado. Entonces se busca que este alimento exprese mejor su sabor con un buen aceite de oliva virgen extra o con una salsa que siga siendo saludable y que sorprenda al paladar.

Hoy os traemos una idea para que preparéis una de estas salsas que además de estar deliciosa con verduras, podréis utilizar para aderezar ensaladas de vegetales, de pasta o de legumbres, y también nos gusta mucho para unas simples pechugas de pollo a la plancha. En la foto podéis ver nuestra salsa de mostaza y sirope de arce, ideal para verduras al vapor o salteadas, o para aquellos platos con los que a vosotros os guste aderezar, seguro que se os ocurren varias combinaciones.

A nosotros nos gusta particularmente con las coles de Bruselas cuando las cocemos cortadas por la mitad y después las tostamos ligeramente en una sartén. Esta salsa de mostaza y sirope de arce también queda muy rica con la coliflor, y le añadimos también un poco de pimentón ahumado y unas gotas de aceite de oliva virgen extra arbequina aromatizado con hinojo. En fin, que probéis esta salsa que se hace en dos minutos, es una salsa fría pero la podéis templara si no queréis que os enfríe el plato.

Ingredientes

  • 60 gramos de mostaza de Dijon
  • 30 gramos de queso fresco batido
  • 30-40 gramos de sirope de arce
  • 20 gramos de zumo de limón recién exprimido
  • 20 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 1 c/c de tahini
  • ½ c/c de ajo en polvo
  • 8 tallos de cebollino fresco
  • una pizca de gomasio.

Elaboración

Prepara la salsa en un bol, pon la mostaza de Dijon en primer lugar, después añade el queso fresco batido (también puede ser yogur griego, el sirope de arce, el zumo de limón y el aceite de oliva virgen extra.

Salsa de mostaza y sirope de arce

Añade también el tahini y el ajo en polvo (de este puedes poner la cantidad que desees para que tenga un toque muy sutil o más pronunciado, si lo haces en casa su sabor es exquisito, tostadito). Mezcla bien con ayuda de una cuchara hasta obtener una salsa fina y homogénea. Pruébala y si lo deseas, añade una pizca de sal, aunque el gomasio tiene sal (son semillas de sésamo molidas con sal).

Lava seca y pica el cebollino y añádelo a la salsa, incorpora también el gomasio y vuelve a mezclar. Prueba entonces la salsa de mostaza y sirope de arce y rectifica si fuera necesario.

Acabado y presentación

Pasa la preparación a una salsera para llevarla a la mesa y que cada comensal se sirva a su gusto. Si te sobra salsa de mostaza, limón y sirope de arce, puedes guardarla en el frigorífico, en un tarro cerrado herméticamente, y tenerla preparada para cualquier otro momento. Se puede conservar bien dos o tres días.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...