Crema de calabaza con guiso ligero de escarola y parmesano

Toma nota de esta receta de Crema de calabaza con guiso ligero de escarola con pasas y piñones y queso parmesano, es un entrante delicioso y fácil de hacer para sorprender a tus comensales en una comida de diario o festiva.

Crema de calabaza con guiso ligero de escarola y parmes

Para entrar en calor con un plato de cuchara sabroso y reconfortante, aquí tenéis nuestra receta de Crema de calabaza con guiso ligero de escarola y parmesano, un primer plato que sorprenderá a todos desde que llegue a la mesa por el aroma que desprende, y que terminará seduciendo a los comensales en cuanto la prueben.

Además de poder seguir esta receta de crema de calabaza paso a paso, podéis hacer algunas variantes, por ejemplo, sustituir la escarola por espinacas o col kale, también podéis variar el queso, a esta combinación le va muy bien el queso de cabra desmigado y también cocinado a la plancha. Y seguro que tenéis algunas ideas más para hacer distintas combinaciones de esta crema de calabaza con escarola y queso parmesano durante el otoño y el invierno, esperamos que también las compartáis con nosotros.

Ingredientes (4-6 comensales)

  • 1 kilo aprox. de calabaza asada
  • 1 chalota
  • 1 diente de ajo
  • 1 rodaja de jengibre fresco
  • 1 c/c rasa de pimentón de la Vera
  • ½ c/c de pimienta de Jamaica
  • 1 c/c de estragón
  • 350 gramos de nata para cocinar
  • 350 gramos de caldo de verduras
  • c/n de sal
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Para la guarnición

  • 1 chalota
  • ¼ de escarola
  • 1 c/s de pasas
  • 1 c/s de piñones
  • ½ c/c de semillas de sésamo negro
  • 60-90 gramos de queso parmesano (en una pieza)
  • una pizca de pimentón ahumado
  • 1 c/s de aceite de sésamo
  • ½ c/s de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal.

Elaboración

Asa la calabaza en el horno con antelación, aunque también puedes hacer esta crema con calabaza hervida o al vapor. Pela la chalota, el ajo y el jengibre, éste último rállalo. Pon una olla con un poco de aceite de oliva virgen extra a calentar y pocha la chalota, el ajo y el jengibre.

Cuando la chalota esté bien blandita, añade la calabaza asada troceada y condimenta con el pimentón, la pimienta de Jamaica y el estragón, dale un par de vueltas para que se impregne de los sabores de las especias y que el calor los potencie, y añade la nata líquida, el caldo y la cantidad de sal que sea necesaria.

Crema de calabaza con guiso ligero de escarola y parmes

Lleva a ebullición y deja cocer uno o dos minutos, después retira del fuego y tritura hasta obtener una crema fina y homogénea. La crema se puede hacer tan fina o espesa como se desee, simplemente hay que jugar con la cantidad de líquido que se añade. Prueba para rectificar si fuera necesario, y vuelve a llevar a ebullición. Después retira del fuego.

En una sartén amplia pon un poco de aceite de oliva virgen extra y el aceite de sésamo, pocha las hojas de escarola troceadas, aprovecha las hojas de escarola más oscuras para este guiso ligero y reserva las más claritas para una ensalada. Añade junto a la escarola la chalota picada, las uvas pasas, los piñones y las semillas de sésamo negro. Cuando las hojas estén tiernas, retira del fuego.

Acabado y presentación

Sirve la crema de calabaza asada en platos hondos y coloca en el centro el guiso ligero de escarola. Para terminar, añade unas lascas de queso parmesano que puedes hacer con un pelador de vegetales, y espolvorea un poco de pimentón ahumado. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...