Croquetas de jamón serrano de Casa Marcial

Entre las croquetas más afamadas de España están las que elaboran los hermanos Manzano, son sus afamadas croquetas de jamón serrano y parece ser que se pueden disfrutar en Casa Marcial, en La Salgar y en cualquiera de los restaurantes que gestionan.

Nacho Manzano

Las croquetas son una de las comidas populares por las que muchas personas son capaces de hacer kilómetros, sea para ir a casa de la madre para comer ‘las mejores croquetas del mundo’ o para ir al bar o restaurante en el que se considera que elaboran las más ricas. En todo caso, seguro que cuando se visita el restaurante de Nacho Manzano y familia, no es sólo para comer croquetas, pero sí es una gran satisfacción poder disfrutar de las Croquetas de jamón serrano de Casa Marcial en este restaurante de alta cocina.

Las ‘croquetas al jamón serrano‘ de Casa Marcial están consideradas entre las mejores de todo el territorio nacional, son muy suaves, ligeras y cremosas, cuentan que el éxito está en la bechamel y que, en lugar de jamón ibérico, utilizan jamón serrano porque ofrecen un sabor más suave. A continuación podéis ver la receta paso a paso para hacer las croquetas de Nacho Manzano, en realidad es la receta familiar y parece ser que se pueden comer en los distintos locales que gestionan, tanto en La Salgar y Gloria (en Oviedo y Gijón), como en la cadena de restaurantes de Reino Unido, Ibérica Restaurants.

Ingredientes (10 pax)

  • 250 gramos de jamón serrano
  • 3 litros de leche natural con toda su grasa
  • 250 gramos de harina
  • 190 ml de aceite de oliva sabor suave
  • 60 gramos de mantequilla
  • 5 gramos de sal.

Elaboración

Freír en el aceite y la mantequilla el jamón previamente picado en taquitos. Cuando tome un color dorado añadir la harina, remover bien y dejar cocer unos 10 minutos.

Incorporar la leche caliente, previamente hervida tres veces, y cocer 50 minutos, removiendo a menudo para que no se pegue. Verter la bechamel obtenida en una bandeja, de forma que quede aproximadamente con un grosor de cuatro centímetros.

Remover cada 10 minutos hasta que se enfríe y, en ese momento, tapar con papel film a piel (de modo que quede pegado sobre ella y no genere costra) y dejar enfriar en la nevera.

Hacer porciones de bechamel para hacer unas croquetas con forma ovalada y con el tamaño deseado. Rebozarlas pasándolas primero en huevo y luego en pan rallado, moviendo con energía la fuente en la que está el pan para que se envuelvan convenientemente.

A continuación, freír las croquetas en abundante aceite a una temperatura de 180º C. Siempre que sea posible, utilizar freidora e incorporar pocas croquetas a la vez hasta que adquieran un color dorado.

Al retirar las croquetas una vez doradas, ponerlas sobre papel de cocina absorbente.

Acabado y presentación

Servir cuatro o cinco croquetas de jamón (como en la foto), con estas cantidades pueden salir unas 50 unidades, según el tamaño que les demos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,80 de 5)
4.8 5 5
Loading ... Loading ...