Azúcar de dátiles, un endulzante natural y saludable

El azúcar de dátiles es un endulzante natural y saludable, una buena alternativa al azúcar blanquilla, al azúcar moreno, etc., porque se trata de la propia fruta deshidratada y molida. Esto hace que no sea un azúcar que se disuelva o se funda con el calor, pero tiene muchas aplicaciones culinarias para endulzar con salud.

Azúcar de dátiles, un endulzante natural y saludable

Si estáis interesados en reducir el consumo de azúcar porque es dañino para la salud y responsable de muchas enfermedades que asolan a la población, como el sobrepeso y la obesidad, y sabéis que consciente e inconscientemente se consume mucho más de lo recomendable, seguramente estaréis buscando alternativas naturales para endulzar lo que vais a comer o beber y que sean saludables, y es que no endulzar o no tomar dulces puede ser demasiado extremo, el dulce nos gusta y tomarlo es placentero.

Pues bien, actualmente las recomendaciones de los expertos en dietética y nutrición es que para endulzar yogures, repostería casera, etc., utilicemos frutas. No sirve la fructosa que venden en los supermercados porque, aunque sea el azúcar de la fruta, está separado de su matriz y en el organismo actúa de forma negativa como el resto de azúcares. Los dátiles y los plátanos son las frutas más utilizadas como endulzante natural en muchas preparaciones culinarias, por ello, podemos encontrar distintos formatos que se pueden adaptar a lo que necesitamos.

Ya hace un tiempo os hablamos del sirope de dátiles, un producto elaborado con el fruto de la palmera datilera (Phoenix dactylifera) y agua que es muy fácil de incorporar en distintas recetas y comidas, se integra perfectamente tanto en la masa de un bizcocho como en un yogur. Además, es muy fácil de hacerlo en casa, pronto os mostraremos cómo hacer sirope de dátiles casero, pero recordad que ya tenéis esta receta de salsa de caramelo de dátiles, y la elaboración es similar. Pero hoy queremos hablaros de otro formato de endulzante a base de dátil que os puede gustar.

Se trata del denominado ‘azúcar de dátil’ o simplemente endulzante de dátil, y como podéis apreciar en la foto se presenta en forma de pequeños gránulos que, por su color, tiene similitud al azúcar moreno, pero también tiene muchas diferencias. La principal diferencia es que el azúcar de dátiles, aunque es un endulzante natural y saludable, no se disuelve como lo hacen el azúcar blanquilla o el azúcar moreno, y la razón es que el único procesamiento al que se somete es al secado y pulverización.

Por lo tanto, el azúcar de dátil es el fruto desecado y triturado hasta conseguir convertirlo en polvo o pequeños gránulos que se pueden repartir bien en las comidas, pero ni se disuelve ni se funde con el calor. Aún así, es una muy buena alternativa a los distintos tipos de azúcar que podemos encontrar en el mercado, simplemente hay que utilizarlo en lo que sea fácil de incorporar y endulzar de forma homogénea.

Azúcar de dátiles, un endulzante natural y saludable

Ahora bien, que sea saludable no implica que se pueda consumir todo lo que se desee, pues como bien sabéis, los dátiles son muy energéticos, pero su índice glucémico es menor al del azúcar, y también su contenido calórico, mientras que 100 gramos de azúcar tienen cerca de 400 kilocalorías, 100 gramos de dátiles tienen 275 kilocalorías. Tened en cuenta también que varía el contenido energético de un dátil natural a otro convertido en sirope (que lleva agua) o en polvo (que está deshidratado). Y no olvidéis que en muchos comercios se venden dátiles que tienen azúcar añadido, por lo que hay que asegurarse muy bien de comprar dátiles sin azúcar añadido.

El caso es que el azúcar de dátiles es un endulzante natural y saludable, además de endulzar, aporta vitaminas y minerales, como las vitaminas del grupo B, vitaminas C, E y A, y minerales como potasio, magnesio, hierro, calcio, fósforo o zinc, entre otros. En este post dedicado al dátil Medjool podéis conocer más características de este fruto.

La contra de este producto procesado es que su precio es muy superior al del azúcar, el kilo puede salir a unos 19 euros, hablamos de azúcar de dátiles ecológico (aunque es un producto viajado y pierde valor en el aspecto eco) y 100% natural, como el que os mostramos en la foto. También hay que decir que se trata de un producto que sólo se puede comprar en tiendas especializadas en dietética y herboristerías. Pero igual que el sirope, el denominado azúcar de dátiles se puede hacer en casa sometiendo el fruto a la deshidratación en el horno doméstico, y posteriormente pulverizándolos en un procesador o robot de cocina.

¿Qué se puede endulzar con azúcar de dátiles? Pues como ya sabéis, al no disolverse ni fundirse, quizá el azúcar de dátil no sea lo más apropiado para endulzar bebidas, aunque sí para elaborar galletas, magdalenas, bizcochos… pues aunque no se disuelva, puede quedar bien repartido. También es una buena opción para endulzar yogures y otros postres cremosos, además de aportar la nota dulce, proporcionará un sabor delicioso.

En cuanto a la proporción de azúcar de dátil en sustitución del azúcar de mesa, la mejor recomendación es probar y ajustar al gusto, pero, en principio, se necesita menos azúcar de dátil que de azúcar blanquilla para obtener el mismo grado de dulzor. Quizá a muchas personas les cueste hacer uso de esta alternativa porque cambia el sabor al aportar el suyo, pero cualquier endulzante y edulcorante altera el sabor, así que sólo es cuestión de acostumbrarse.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,60 de 5)
4.6 5 5
Loading ... Loading ...