Bolitas de queso azul, nueces y cebollino deliciosas para el aperitivo

Si tienes diez minutos para preparar un bocado exquisito con el que sorprender a tus invitados, toma nota de esta receta de bolitas de queso azul, nueces y cebollino, deliciosas para el aperitivo de cualquier comida festiva y que puedes presentar sobre una tostada o una cucharilla de degustación.

Bolitas de queso azul, nueces y cebollino para un sabro

Los aperitivos con forma de bola suelen ser bocados llenos de sabor muy fáciles de preparar y muy cómodos de comer, pues se cogen con dos dedos y se toman enteros, de un bocado. Ya hemos compartido varias recetas de aperitivos con este formato en Gastronomía y Cía, y hoy os traemos otra idea que os va a encantar si sois amantes del queso y, sobre todo, si adoráis el queso gorgonzola, son nuestras Bolitas de queso azul, nueces y cebollino deliciosas para el aperitivo de cualquier comida o cena especial.

Sólo se necesitan cinco ingredientes para hacer estas bolitas de gorgonzola, el queso azul curado, queso crema para suavizar, nueces pecanas, cebollino seco y ñora molida. La combinación es una delicia, pero también podéis hacer algunas variantes, por ejemplo, añadir un poco de tomate seco bien picadito, o unas uvas pasas, sustituir parte de las nueces por piñones o almendras… Esperamos que compartáis vuestra receta si hacéis una variante de estas deliciosas bolitas de queso, seguro que preparáis una combinación para chuparse los dedos.

Ingredientes (10-12 uds.)

  • 150 gramos de queso crema
  • 100 gramos de queso gorgonzola curado
  • 60 gramos de nueces pecanas (también se puede hacer con nueces normales)
  • 2 c/s de cebollino deshidratado
  • 1 c/s de ñora molida.

Elaboración

Pon en un bol el queso crema, será más fácil de trabajar si lo dejas un rato a temperatura ambiente. Añade el queso gorgonzola curado troceado, como es más duro que el gorgonzola normal, irá bien que el queso crema no esté tan frío. También puedes dejar este queso fuera del frigorífico un rato antes de preparar las bolas.

Si no encuentras este queso azul curado, puedes hacerlo con cualquier otro que sea de tu agrado. También debes saber que si quieres que el queso azul tenga un sabor muy pronunciado, puedes poner un poco más de cantidad de éste que de queso crema. Mezcla bien los dos quesos chafándolos con ayuda de un tenedor.

Bolitas de queso azul, nueces y cebollino para un sabro

Pon en un plato las nueces pecanas picadas a cuchillo, añade el cebollino y la ñora molida y mezcla bien. Con ayuda de una cuchara coge porciones de queso de unos 20 gramos aproximadamente y dales un poco de forma con ayuda de otra cuchara, a continuación cada porción por el plato para rebozarla con las nueces picadas y dales forma redondeada.

Ve colocando las bolas de queso azul en un plato, cuando tengas todas hechas, tápalas sin apretarlas y déjalas reposar en el frigorífico, al menos media hora, al utilizar un queso que no es muy blando, enseguida cogerán cuerpo, pero también las puedes preparar el día antes de servir y dejarlas toda la noche en el frigorífico.

Acabado y presentación

Las bolitas de gorgonzola y nueces se pueden presentar en una cucharilla de degustación, sobre una tostada o simplemente presentadas en una bandeja o plato, se pueden comer con las manos fácil y cómodamente. Siempre estarán bien acompañadas si junto a ellas se sirven unas tostaditas, colines u otro tipo de pan crujiente. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...