Batatas a murro, una especialidad culinaria portuguesa ideal para guarnición

Con el nombre de ‘Batatas a murro’ se conoce una especialidad culinaria portuguesa ideal para guarnición, se trata de unas patatas asadas cuya característica principal es que después se chafan con un golpe de puño (su traducción es ‘patatas al puñetazo’).

Patatas al puñetazo

Es fácil que os estéis preguntando qué son las batatas a murro aunque la foto os pueda estar dando una idea, y también es fácil que, sin saberlo, hayáis preparado y disfrutado de esta preparación culinaria tradicional de Portugal o de alguna muy parecida. Nosotros lo hemos hecho, hemos cocinado y comido patatas a estilo de las batatas a murro sin conocer que es una especialidad culinaria portuguesa ideal para guarnición, y también como entrante, por qué no.

Las ‘batatas a murro’ (o batatas ao murro, en portugués de Brasil) son básicamente unas patatas cocidas con piel y después chafadas para romperlas y aderezarlas antes de servir. Se elaboran con patata pequeñas y pueden estar cocidas en agua o asadas en el horno. Una vez que están tiernas, es cuando se chafan dándoles un golpe.

El porqué de este nombre para esta receta de patatas es fácil de entender, ‘batata’ ya sabéis que es patata, y ‘murro’ se traduce como puñetazo o golpe, por lo que en castellano podríamos denominar a esta preparación culinaria como ‘patatas al puñetazo’. Sobre su origen y tradición, lo cierto es que no hemos encontrado mucho escrito, básicamente se pueden encontrar recetas y, en general, coincide que es una guarnición para el bacalao, uno de los productos estrella de Portugal.

Patatas portuguesas

Por lo que sabemos, las patatas ‘a murro’ se suelen aderezar de forma muy sencilla, básicamente con sal, aceite de oliva virgen extra y algunas hierbas aromáticas o especias, como el tomillo o la pimienta. Quizá la forma más habitual y simple de servir estas patatas sea, después de asarlas con el bacalao (o con el pescado o carne que se desee), se llevan al plato y se chafan (con un mazo de cocina, por ejemplo), aderezándolas con el jugo de la propia cocción o con un buen hilo de aceite de oliva virgen extra.

Luego, cada cual puede aportar su toque, y personalmente nos agrada la idea de tostar las patatas, tal y como os mostramos en algunas de nuestras recetas, empezando por esta de Cordero asado con patatas, en la que doramos las patatas en el mismo horno poniéndolas bajo el grill, o esta receta de patatas con salsa toum y sardinas anchoadas, en la que cocemos las pequeñas patatas en el microondas y después de chafarlas les damos un toque de parrilla para tostarlas.

Esta segunda cocción de las patatas al puñetazo puede ser una variante creada en cualquier otra cultura culinaria, quizá inspirándose en la receta portuguesa, o quizá no. En cualquier caso, no dudéis en probar nuestra versión de las patatas chafadas, en este post os explicamos la elaboración paso a paso, y no dudéis en adaptarla a vuestro gusto con las hierbas aromáticas y especias que utilicéis para este tubérculo y para acompañar carnes, pescados u otras hortalizas, veréis que además de deliciosas, estas patatas crujientes son sanas y fáciles de hacer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...