Inspecto, escáner portátil para detectar contaminantes químicos en los alimentos

Inspecto es el nombre del escáner portátil desarrollado por la empresa con el mismo nombre que puede detectar contaminantes químicos procedentes de los productos fitosanitarios o de la contaminación ambiental, que están presentes en los alimentos vegetales. Los resultados se obtienen en muy poco tiempo en el mismo lugar donde se producen.

Analizar contaminantes químicos presentes en alimentos vegetales

La empresa israelí Inspecto ha logrado desarrollar un escáner portátil para detectar contaminantes químicos en los alimentos en el lugar de producción (en el campo). Hasta la fecha, la identificación de sustancias químicas en los productos alimenticios se suele realizar en un laboratorio, siendo un proceso largo y engorroso, el nuevo escáner es capaz de realizar el análisis en tiempo real y a pie de campo, proporcionando los resultados en muy poco tiempo.

Al agilizar el proceso, se puede garantizar la inocuidad de los alimentos con más rapidez, así como contar con la seguridad de que se cumplen las normas y estándares impuestos por las agencias reguladoras. El escáner de contaminantes químicos se ha diseñado para que lo pueda utilizar cualquier persona, agricultores, productores, proveedores, minoristas, etc., a fin de que se pueda determinar la seguridad de los alimentos en cualquier eslabón de la cadena alimentaria.

Para los agricultores, Inspecto es una herramienta que les ayuda a medir el nivel de residuos de pesticidas y otros productos fitosanitarios, pudiendo saber en el momento si los alimentos que están produciendo cumplen con la legislación. Los procesadores y minoristas pueden verificar la calidad de los productos que procesan y comercializan, comprobando los valores de contaminantes químicos presentes en frutas y verduras antes de su distribución. Para los inspectores de las agencias, es una herramienta que les permite realizar su trabajo con mucha rapidez y tener resultados para tomar decisiones sobre los productos alimenticios cuando todavía están en el campo.

El aparato es una buena herramienta para poder garantizar la trazabilidad, la transparencia y la seguridad alimentaria, por otro lado, merece destacar el ahorro económico que proporciona el proceso, lo que lo hace especialmente atractivo para todas aquellas empresas que quieren respuestas rápidas y economizar en las pruebas de calidad que realizan. El escáner tiene la capacidad de adaptarse a las exigencias de cada eslabón de la cadena alimentaria, pudiendo configurar el tipo de análisis y los productos químicos que se deben rastrear.

Escáner de alimentos

El escáner Inspecto fue desarrollado en el año 2016 por dos emprendedores tras descubrir que en los alimentos vegetales había altos niveles de contaminantes químicos procedentes de los productos fitosanitarios, la contaminación, etc. Tras ver un informe en la televisión sobre esta cuestión, decidieron tomar muestras de vegetales en un supermercado para analizarlas en un laboratorio, tras el análisis descubrieron que algunos productos tenían residuos de sustancias químicas que estaban prohibidas según la legislación, por lo que decidieron desarrollar una nueva tecnología que agilizase el proceso y ayudase a la industria alimentaria.

El escáner ha sido financiado, en parte, por el programa de la UE Horizon 2020, programa de investigación e innovación dotado con casi 80.000 millones de euros para financiar cientos de proyectos. Se trata de un instrumento financiero implementado por la Unión Europea con el fin de garantizar la competitividad global de Europa.

El funcionamiento del escáner se divide en tres etapas, la preparación de la muestra, un trozo de manzana, granos de trigo o café, etc., esta muestra se licua y ya está lista para el análisis. El segundo paso es determinar los contaminantes químicos que se deben buscar, y el tercer paso es el proceso analítico que arrojará datos sobre los contaminantes y la cantidad presente en las muestras. Este proceso dura entre 15 y 30 minutos dependiendo de la muestra y del tipo de contaminante que se esté buscando. Hay que decir que los resultados son muy similares a los que ofrecería un análisis mediante una cromatografía líquida de alto rendimiento, utilizada frecuentemente en bioquímica y química analítica para separar los componentes de una mezcla basándose en diferentes tipos de interacciones químicas.

De momento, la startup ya se ha asociado con otras empresas alimentarias para introducir su innovador método de detección temprana de contaminantes, el aparato se presentará en la feria Seed & Chips de Milán (Italia) que se celebrará el próximo mes de mayo. Los responsables de su desarrollo comentan que en el año 2020 Inspecto estará disponible comercialmente, ya veremos si la industria alimentaria está interesada en el escáner, pero hay que decir que el sistema es más rápido y supuestamente más versátil y eficiente que otros que hemos conocido anteriormente.

Podéis conocer más detalles del escáner, su desarrollo, el equipo de empresa, los premios y reconocimientos obtenidos, etc., a través de la página oficial de la empresa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...