Cómo hacer un pollo asado sentado sin una lata de cerveza ni un asador vertical

Este es un truco de cocina que os va a encantar, pues vais a poder hacer un pollo asado en posición vertical, el popular asado sentado pero sin utilizar una lata de cerveza ni tener que comprar un soporte específico, simplemente hay que hacer un soporte con una piña. Además, podéis tomar nota de una receta.

Pollo asado sentado en piña

La mayoría de vosotros conoceréis una preparación para hacer el pollo asado que hace ya bastantes años se hizo muy popular y nos consta que hay muchas personas que lo hacen de vez en cuando, hablamos del denominado ‘Pollo sentado’ que se suele hacer colocándolo sobre una lata de cerveza o en un soporte o asador vertical específico. Pues bien hoy queremos daros una idea para hacer este tipo de pollo asado en posición vertical sin necesidad de comprar un soporte ni de hacer uso de una lata de cerveza, que a muchas personas no nos hace gracia.

Pero antes, aprovechamos para comentaros que hay otro recurso que muchos tendréis en un armario de vuestra cocina y que os puede ayudar a asar un pollo sentado, se trata de hacer uso de un molde para bundt cake, uno de los característicos moldes para hacer estos deliciosos bizcochos con un orificio en el centro, este truco lo compartimos con vosotros hace un tiempo en este post.

Pues bien, os invitamos a probar a hacer el pollo asado sentado utilizando una piña, con lo que, además, se estará aportando el sabor de la fruta al asado, y hay que decir que la piña hace muy buena combinación con el pollo. De todos modos, no creemos que sea un sabor predominante en la degustación de esta carne blanca, sobre todo si se prepara un buen condimento para enriquecer el asado.

Bajo estas líneas podéis ver cómo se prepara la piña para que haga de soporte o de asador vertical para hacer pollos al horno o en la barbacoa, básicamente consiste en mantener la base de la piña con un poco de grosor, y la parte superior cortarla, retirando buena parte de la pulpa comestible de la fruta, y dejando el centro duro y un poco de pulpa comestible para que sea más fuerte y estable, soportando así el peso del ave durante el asado.

De todas formas, se puede ensartar una brocheta de acero inoxidable para que el soporte sea más fuerte y resistente. Lo dicho, bajo estas líneas podéis ver cómo preparar la piña y cómo hacer un pollo asado sentado sin una lata de cerveza ni un asador vertical en un vídeo de Tastemade España.

No tardaremos mucho en poner en práctica esta técnica para hacer un rico pollo asado con piña, ya sabéis que al hacerlo en posición vertical, la cocción es más homogénea (siempre que el horno funcione correctamente) y la piel queda crujiente en toda su superficie, cosa que no sucede cuando se hace el pollo asado posado sobre la bandeja, la guarnición y los jugos la dejan blanda, algo que molesta, especialmente, a quienes disfrutan de la piel del pollo asado crujiente.

Si vosotros ya habéis probado a hacer el pollo sentado en una piña, esperamos que nos contéis qué os parece y que compartáis vuestros trucos, así como vuestras recetas o propuestas de condimentos, para aportar ideas a todos los que os leemos.

Foto | Tastemade

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...