La CE amplía el permiso de varios pesticidas controvertidos

La CE amplía el permiso de varios pesticidas controvertidos a pesar de que no se han realizado las evaluaciones de seguridad oportunas. La excusa es la de siempre, que no hay suficiente personal y que sería injusto para los fabricantes de pesticidas no ampliar el permiso por este problema que es de la CE. Hay que tener en cuenta que algunos estudios han señalado a varios de estos pesticidas aprobados como peligrosos para la salud y para el medio ambiente.

Pesticidas peligrosos aprobados en la UE

En una reunión de la Comisión Europea celebrada ayer, se aprobó ampliar el permiso de varios pesticidas controvertidos sin que se hayan realizado las pruebas de seguridad científicamente establecidas. Esto no es algo que nos sorprenda, ya que como comentábamos aquí, los organismos europeos no tienen la suficiente capacidad de evaluación de los plaguicidas tóxicos, plaguicidas que estudios independientes han determinado que pueden alterar el sistema endocrino y afectar a la capacidad de reproducción.

¿Como procede la UE? Ante la imposibilidad de realizar en los pesticidas las evaluaciones oportunas, se procede automáticamente a ampliar el permiso de uso sin más, y evidentemente, esto no tiene sentido alguno. Según la legislación comunitaria, las sustancias que se utilizan para la producción de alimentos deben ser evaluadas cada 10 años a partir de su aprobación, siendo obligado consultar todos los estudios científicos que hayan aparecido a lo largo de este periodo y que muestren posibles riesgos para la salud humana.

La supuesta falta de medios hace que los permisos se renueven automáticamente a pesar de que los pesticidas puedan contener sustancias con efectos nocivos para la salud, que no deben ser permitidas por la legislación. Pero dado que no hay tiempo para realizar las evaluaciones oportunas, desde la CE se considera que no sería justo para los fabricantes de pesticidas prohibir sus productos por contener sustancias que podrían ser peligrosas pero que no se han evaluado, por tanto, se procede a la renovación del permiso. Esto es el mundo al revés, lo lógico sería aplicar el principio de precaución o la cláusula de salvaguardia en el contexto de la protección de los consumidores y la salud ante la falta de esas evaluaciones.

En su momento, la organización alemana Foodwatch denunció esta situación y a raíz de esta denuncia, el Parlamento Europeo solicitó a la CE que prohibiera inmediatamente los plaguicidas peligrosos, esos en los que algunos estudios han demostrado que son peligrosos para la salud y para el medio ambiente. Se pueden citar algunos ejemplos de los que hablábamos en este post, como el quizalofop-P-tefuril y la flumioxazina, productos que según investigaciones científicas son tóxicos para la salud reproductiva, herbicidas como el clortoluron y la dimoxistrobina, el insecticida Tiacloprid, productos de alto riesgo por ser disruptores endocrinos que provocan desequilibrios hormonales. Sin embargo, todos han recibido la ampliación del permiso de uso.

Falta de evaluación de los pesticidas

En la reunión celebrada ayer por la Comisión Europea y expertos de una comisión permanente de los Estados miembros, se ha aprobado ampliar el permiso de uso a más de 30 pesticidas sin realizar ninguna evaluación o investigación, justificando la medida con una excusa principal como es la falta de personal. Ya saben desde hace años que tienen que reforzar este área con más personal, pero no se adoptan las medidas oportunas, aún conociendo el problema. Se podría decir que es una estrategia, para seguir concediendo privilegios a las empresas que fabrican los pesticidas.

El Parlamento Europeo determinó que estas ampliaciones automáticas del permiso de uso de estas sustancias eran inaceptables, por lo que pedía, como hemos comentado, la prohibición de los pesticidas que son peligrosos y que no cumplen con los criterios legales de seguridad. Por ello, Foodwatch puso en marcha una campaña de recogida de firmas para solicitar que se aplique el principio de precaución y se dejen de utilizar estos pesticidas que terminan integrándose en los alimentos y, por tanto, acaban en el plato de los consumidores, con los supuestos riesgos que ello conlleva.

Ya es hora de decir a la Comisión Europea que deje a un lado unas excusas que ya no se pueden mantener, ya que no faltan personas competentes, ni medios económicos, ni instalaciones, si necesita personal que lo contrate y realice todas esas evaluaciones pertinentes determinadas por ley, incluso en los productos que han recibido la renovación del permiso sin los análisis requeridos. Podéis conocer más detalles de la situación a través de este documento de la Unión Europea sobre la reunión, y a través de la página oficial de Foodwatch.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...