Los peces acumulan en su organismo antidepresivos, antibióticos y componentes de cremas solares

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad del país Vasco, los peces acumulan en su organismo antidepresivos, antibióticos y componentes de cremas solares, contaminantes que cada vez tienen más presencia en los mares y océanos del mundo.

Sustancias contaminantes en los peces

Una investigación realizada por el Departamento de Química Analítica de la Universidad del País Vasco, mediante diferentes métodos analíticos, ha determinado que los peces acumulan en su organismo antidepresivos, antibióticos y componentes de cremas solares. Los expertos también han analizado los efectos que tienen estos contaminantes en el organismo de los peces a nivel molecular, centrándose sobre todo en la dorada (Sparus aurata), un pescado muy consumido en nuestro país.

Como ya hemos comentado anteriormente, los peces acumulan micropartículas de plástico y otros contaminantes en su organismo, por ejemplo, el metilercurio y no es algo que sorprenda, ya que a los mares llegan todo tipo de sustancias procedentes de la actividad humana. Los investigadores comentan que cada vez llegan más residuos de fármacos y otros productos de cuidado e higiene personal a los ecosistemas acuáticos, y es motivo de preocupación porque se desconoce qué efectos pueden tener en las especies marinas.

Los investigadores comentan que se han realizado grandes esfuerzos para identificar y controlar todos esos contaminantes y sus derivados en los desagües de las depuradoras y en las aguas superficiales ambientales, pero uno de los grandes desafíos existentes es poder evaluar qué efectos tienen en las especies de plantas, animales y otros organismos que habitan en los ecosistemas marinos.

Gracias a la biomonitorización ambiental (estimación de la exposición a sustancias químicas presentes en el medio ambiente), se ha podido constatar que existe riesgo de que se produzca una acumulación de diferentes contaminantes en los organismos acuáticos, pero no se ha analizado de forma exhaustiva el modo en el que se acumulan, se distribuyen por el organismo, se metabolizan y eliminan estas sustancias. Los investigadores consideran que esta falta de conocimiento puede llevar a infravalorar los verdaderos efectos de la exposición que tienen los peces a estos contaminantes, asegurando que estos subproductos que son derivados de las transformaciones y los metabolitos (digestión u otros procesos químicos corporales), pueden llegar a ser tan o más peligrosos que sus precursores.

Sustancias contaminantes en los mares

En el estudio se ha detectado la presencia de amitriptilina, utilizado en varias marcas comerciales de fármacos para el tratamiento de la depresión, ansiedad, TDAH, etc., la ciprofloxacina, un antibiótico que se utiliza en el tratamiento de infecciones del tracto respiratorio, diarreas infecciosas, infecciones en las articulaciones, etc., y finalmente la oxibenzona, compuesto orgánico presente en las cremas solares, aerosoles para el cabello y otros cosméticos. Estas sustancias se pueden acumular en el organismo de los peces y provocar efectos secundarios en el cerebro, el plasma y el hígado, cuya interferencia en el metabolismo puede afectar al buen funcionamiento del organismo de los peces. En este trabajo los expertos han optimizado diferentes métodos analíticos a fin de detectar la presencia de sustancias derivadas de los productos de cuidado personal y fármacos en el agua y en el organismo de los peces.

Tras la optimización, se ha podido constatar la presencia de los mencionados contaminantes en los peces y en varios estuarios vizcaínos, y posteriormente se ha estudiado qué efectos podrían tener en los peces, para ello, se analizaron los cambios que se producían en su metabolismo. Como comentábamos, se realizó la investigación con las doradas en la Estación Marina de Plentzia, donde se han realizado las evaluaciones de la bioacumulación y distribución de las sustancias antes mencionadas.

También se llevó a cabo una investigación sobre la biotransformación de los contaminantes e identificado los productos resultantes de la degradación, así como los cambios que estos producen en el organismo de los peces a nivel molecular. Sin embargo, queda mucho por investigar, los expertos comentan que primero se ha de entender como actúa cada contaminante por separado para posteriormente saber qué ocurre en términos generales. Claro, que estos son sólo tres contaminantes, y lo cierto es que los peces están expuestos de forma continua a una gran variedad de sustancias y componentes químicos, una mezcla que podría tener graves consecuencias para el buen funcionamiento del organismo de los peces y de otros animales marinos.

Los investigadores explican que queda mucho por hacer, pero una cosa es evidente, es preocupante el nivel de concentración de estos contaminantes en el organismo de los peces, sobre todo porque los seres humanos los consumimos y no se sabe a ciencia cierta qué efectos podrían tener en nuestro organismo, básicamente lo mismo que ocurre con los microplásticos. Los peces están cada vez más expuestos a todo tipo de contaminantes, un problema que aumenta y que obliga a analizar cómo podría afectar a los seres humanos.

Podéis conocer todos los detalles de esta interesante investigación a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad del País Vasco, y en este otro publicado en la revista científica Environmental Toxicology and Chemistry.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 2
Loading ... Loading ...