Mermelada de plátano y chía, una receta fácil y rica para desayunos saludables (sin azúcar)

No dejéis de probar esta Mermelada de plátano y chía, es una receta fácil y rica para desayunos saludables, una mermelada sin azúcar que encantará a los niños y los mayores incluso para endulzar un yogur o para comerla a cucharadas.

Mermelada de plátano y chía

Si todavía os preguntáis qué podéis hacer con los plátanos muy maduros es que no os habéis pasado por nuestra sección de recetas de Desayunos saludables, también en la sección de Postres hay diversas propuestas para aprovechar los plátanos que de vez en cuando se maduran más de lo que nos gusta para comerlos a bocados. Quienes conocéis dichas recetas, posiblemente hacéis como nosotros, comprar plátanos para que haya de sobras y así, hacer recetas como la Pan de plátano, las tortitas o crepes de plátano, los gofres… o la mermelada de plátano, entre otras.

Aunque ya tenéis una receta de mermelada de plátano en Gastronomía y Cía, hoy queremos compartir otra versión, una receta fácil y rica para desayunos saludables (sin azúcar) como es la Mermelada de plátano y chía. Podéis tenerla lista en 20 minutos desde el momento en el que os ponéis el delantal, lo que más costará será esperar a que se enfríe para poder disfrutarla. Por cierto, también se puede hacer con los plátanos en su punto, o combinando puntos de maduración.

Preparamos una cantidad moderada de esta mermelada porque como no lleva azúcar ni ningún otro conservante, convendrá no guardarla demasiado tiempo. De todas formas, esta Mermelada de plátano, limón y semillas de chía está tan rica que no sólo la tomaréis en el desayuno, también os encantará para endulzar saludablemente un yogur, o para merendar unas tostadas, unas tortitas e incluso unas rodajas de manzana (como preparamos estas con crema de cacahuete). Tomad nota de la receta paso a paso de esta mermelada de plátano, es muy sencilla.

Ingredientes

  • 3 plátanos maduros (unos 300 gramos)
  • la piel rallada de un limón
  • 100 gramos de agua
  • unas gotas de extracto de vainilla (opcional)
  • 20 gramos de semillas de chía.

Elaboración

Pela los plátanos y trocéalos en daditos, el peso indicado en los ingredientes es del plátano sin piel. Lava muy bien el limón, preferiblemente de origen ecológico, y ralla su piel.

Pon el plátano con la piel de limón en un cazo y añade la piel de limón, el agua, el extracto de vainilla y las semillas de chía. Lleva el cazo al fuego y deja que el agua rompa a hervir.

Mermelada de plátano y chía

En ese momento, baja el fuego y cocina los plátanos con el resto de ingredientes mientras vas moviendo con la espátula. Los plátanos no tardarán en ablandarse y con el movimiento, a deshacerse, mientras que la chía se irá hinchando y espesando la preparación.

Con la espátula o con una cuchara de madera ve chafando el plátano tanto como desees, también te pueden ayudar unas varillas. Una vez obtenida la textura deseada, retira el cazo del fuego.

Pasa la mermelada a un tarro de cristal con tapa hermética, déjalo enfriar y guárdalo en el frigorífico. El tiempo máximo que nosotros lo hemos tenido en el frigo es de cinco días.

Acabado y presentación

La mermelada de plátano, limón y chía puedes servirla en el mismo tarro (no olvides etiquetarlo con su contenido y fecha de elaboración) o en el desayuno, postre o merienda que desees. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...