Pasta mafalda con bechamel de espinacas, una receta elegante y rica para todos los días

Toma nota de este delicioso plato de pasta mafalda con bechamel de espinacas, es una receta elegante y rica para todos los días que podrás elaborar con distintos tipos de pasta, pudiendo llevar un nutritivo plato a la mesa en 20 minutos.

Pasta mafalda con bechamel de espinacas

La bechamel es una salsa blanca considerada una de las salsas madre de la cocina francesa, tan válida ella sola, como siendo la base para la elaboración de otras deliciosas salsas (hay varias clásicas imprescindibles en nuestro recetario), e incluso para hacer las mejores croquetas del mundo, entre otras cosas. Pero hoy nos quedamos en las salsas sencillas pero muy resultonas, pues vamos a compartir con vosotros una de nuestras recetas de pasta mafalda o mafaldine con salsa bechamel de espinacas, pasas y piñones.

Este plato no es nada laborioso, la pasta se cuece sola, sólo es cuestión de hacerla al dente, es decir, controlar el tiempo de cocción. En cuanto a la salsa, ya sabéis que la bechamel es muy fácil de hacer y que necesita poco tiempo, también se puede preparar con antelación y tenerla en la nevera esperando para añadirle la verdura y el resto de ingredientes minutos antes de comer. Es más, esta receta de pasta mafalda con bechamel de espinacas es ideal para aprovechar si te sobra esta salsa blanca de otra elaboración.

Ingredientes (4 comensales)

  • 250 gramos de pasta mafalda u otra pasta similar
  • c/n de agua para cocer la pasta
  • c/n de sal
  • 200 gramos de brotes de espinacas frescas (son más suaves que las espinacas)
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 1 c/s de piñones nacionales
  • 1 c/s de uvas pasas sin semillas
  • c/n de pimienta de Jamaica
  • 400 gramos de bechamel (ver receta)
  • c/n de leche
  • una pizca de sal (si precisa)
  • c/n de pimienta negra recién molida
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Pon una olla a calentar con abundante agua para cocer la pasta. Cuando el agua rompa a hervir añade la sal y después la pasta mafalda. Muévela con la espátula y baja el fuego a temperatura media-alta para que la pasta se haga burbujeando suavemente.

Prepara los brotes de espinacas, pela el diente de ajo si decides ponerlo y pícalo fino. Pon una sartén a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra y saltea los piñones con las pasas, añade el ajo picado y deja que empiece a tomar color, entonces incorpora las espinacas y saltéalas un par de minutos.

Pasta mafalda con bechamel de espinacas

A continuación añade la bechamel y si es necesario, añade un poco más de leche para hacerla más líquida. Prueba y rectifica de sal y condimenta con un poco de pimienta negra (la bechamel ya lleva) y un poco de pimienta de Jamaica.

Escurre la pasta mafalda y aderézala con un hilo de aceite de oliva virgen extra, sin excesos, sólo para que no se seque.

y presentación

Sirve los mafaldine en los platos y sobre ella dispensa la salsa bechamel con espinacas, pasas y piñones. La pasta no espera, así que a comer enseguida para disfrutar de su cremosidad. ¡Buen provecho!

Pasta mafalda con bechamel de espinacasPasta mafalda con bechamel de espinacasPasta mafalda con bechamel de espinacas

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...