El tercer productor cárnico más grande del mundo invierte en la carne de cultivo celular de Aleph Farms

Hace un par de días Cargill, el tercer productor cárnico más grande del mundo, realizó una gran inversión en Aleph Farms, compañía israelí dedicada a la investigación y producción de carne de cultivo celular. Esta inversión se suma a otras que realizan diferentes compañías que se dedican al mundo de la carne, sabiendo que se trata de una apuesta que les permitirá seguir dominando los mercados.

Carne a base de células

Como comentábamos recientemente en este post, cada vez más compañías cárnicas invierten en productos alimenticios alternativos a la arne, ya sean alternativas vegetales que imitan el sabor, la textura y el aroma de la carne, o nuevos productos como la carne procedente del cultivo celular. Estas grandes compañías incluyen en sus actividades nuevos modelos de negocio acordes a los cambios en las preferencias de los consumidores a fin de poder mantener e incrementar sus beneficios económicos.

Ahora podemos saber que Cargill, el tercer productor cárnico más grande del mundo, aumenta su interés por este tipo de productos e invierte en la carne de cultivo celular de Aleph Farms, compañía israelí que aseguró en mayo del año pasado una revolución en la creciente industria de la carne cultivada con un modelo 3D patentado. Recordemos que el pasado mes de diciembre, esta compañía presentó el primer filete de carne procedente del cultivo celular elaborado con el modelo 3D, logrando que la carne a base de células se parezca bastante a un filete tradicional, con grasa, vasos sanguíneos, fibras musculares, tejido conectivo, etc.

Cargill participó en la ronda de financiación de Aleph Farms, actualmente una de las compañías para la producción de carne a base de células con mayor financiación del mundo. La corporación multinacional Cargill es el tercer productor de carne más grande del mundo y también la compañía privada más grande de Estados Unidos, sus responsables tienen bastante claro que es necesario diversificar su cartera de productos, considerando que la producción de proteínas será crucial para alimentar a la creciente población mundial y que tiene, como otras empresas, la responsabilidad de ver todas las innovaciones que pueden ayudarnos a alimentar al mundo. Recordemos que Cargill también ha realizado inversiones en otras compañías como Memphis Meats u otras que se dedican a la elaboración de alimentos 100% vegetales.

A juzgar por lo que está ocurriendo, las grandes compañías ya han iniciado un cambio gradual en su modelo de negocio, se puede citar la asociación del Grupo PHW, uno de los productores más importantes de Europa de aves de corral con Supermeat, startup israelí dedicada a la investigación y la producción de carne de pollo de cultivo celular, además, se ha asociado con Beyond Meat para la distribución en Europa de productos elaborados con materias primas vegetales que imitan a la carne

Carne in vitro o carne a base de células

También se puede citar a Tyson Foods, el segundo procesador de carne más grande del mundo que ha invertido en Memphis Meats y Future Meat Technologies, compañía israelí también dedicada a la producción de carne de cultivo celular, con una nueva tecnología de vanguardia para la agricultura celular. Pero hay más, estas grandes compañías con un gran peso en el negocio de la carne ya han anunciado el lanzamiento de nuevos alimentos alternativos a la proteína animal, elaborados con materias primas vegetales para finales de este año, un ejemplo es Tyson, que el pasado mes de febrero realizó este anuncio, asegurando que iría incrementando la producción gradualmente.

No hay duda de que se está produciendo una conversión en estas grandes empresas y esto afecta directamente a los ganaderos, quizá, con los años la predicción de Mark Post, creador de la primera hamburguesa elaborada con carne cultivada en un laboratorio, termine cumpliéndose, recordemos que en 2015 comentó que este nuevo modelo de producción de carne podría provocar el fin de la ganadería tradicional.

Para Good Food Institute (GFI), organización que trabaja con investigadores, inversores y empresarios para el desarrollo de proyectos alimentarios innovadores, seguros y respetuosos con el medio ambiente, todos estos movimientos son inteligentes, el entusiasmo de los consumidores por alternativas alimentarias que no impliquen el sacrificio de animales aumenta gradualmente año tras año, la venta de ‘carne’ de origen vegetal en Estados Unidos aumentó un 23% el año pasado y, aunque la carne de cultivo celular todavía no está disponible en el mercado, ha suscitado un gran interés entre los consumidores. El año pasado se realizó una encuesta que mostraba que hasta el 66% de los encuestados quería probar la carne a base de células, y otras encuestas realizadas en otros países del mundo arrojan cifras elevadas de intención de compra.

Podéis conocer más detalles de la noticia a través de la página de Good Food Institute.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...