Gachas de avena al cacao con plátano y cacahuetes, salud y sabor en un bol

La combinación de chocolate, plátano y cacahuete, una de las que más gustan, y hay tantas formas de disfrutarla… como con estas gachas de avena al cacao con plátano y cacahuetes, un desayuno fácil y rápido de preparar, ideal para toda la familia.

Gachas de avena al cacao con plátano y cacahuetes

Normalmente os proponemos hacer el porridge o las gachas de avena con leche o bebida vegetal, pero cuando las hacemos de chocolate para nosotros, a menudo solemos ponerle agua para que el sabor del cacao sea más intenso. Si no lo habéis probado nunca, puede ser este el momento, sobre todo si sois apasionados del chocolate negro. Tomad nota de esta receta de Gachas de avena al cacao con plátano y cacahuete porque vais a poder disfrutar de una de las mejores combinaciones de sabores para golosos y no tan golosos, y a la vez estaréis realizando un desayuno nutritivo y saludable que os dejará satisfechos toda la mañana.

Por cierto, como podéis ver en las fotos, el plátano en este porridge está en forma de mermelada, hemos utilizado esta receta de mermelada de plátano que hicimos la pasada semana, pero también podéis hacer esta mermelada de plátano y chía, tan fácil como rica, ya lo sabéis. Y poco más que añadir, sólo recordar que desayunar es uno de los mayores placeres, así que no dejéis de probar estas gachas de avena al cacao con mermelada de plátano y cacahuetes, es muy fácil poner salud y sabor en un bol.

Ingredientes (Por persona)

  • 50 gramos de copos de avena integral
  • 250 gramos de agua, leche o bebida vegetal
  • 1-2 c/p de cacao puro en polvo
  • c/n de endulzante o edulcorante al gusto
  • 2 c/s de mermelada de plátano casera
  • 15 gramos de cacahuetes al natural
  • 4-5 trozos de mango deshidratado
  • ½ c/p de nibs de cacao.

Elaboración

Pon los copos de avena en un bol apto para microondas y añade el agua, la leche o bebida vegetal, introduce el bol en el microondas y programa dos minutos a máxima potencia. Después deja reposar unos cinco minutos para que la avena se hidrate bien y queden unas gachas cremosas.

Si prefieres hacerlas al fuego, pon la avena en un cazo con la bebida vegetal o la leche y calienta removiendo con la espátula. Cuando rompa a hervir, baja el fuego y continúa la cocción sin dejar de remover hasta que espese.

Gachas de avena al cacao con plátano y cacahuetes

Añade el cacao en polvo (puedes poner más o menos cantidad, según lo intenso que te guste) y el endulzante deseado, mezcla bien y si es necesario, pásalo a un tazón o a un bol de servicio.

Mientras se hace la avena puedes preparar los alimentos con los que vas a acompañar las gachas, en nuestro caso, pelar los cacahuetes (los compramos al natural con cáscara), y la mermelada la dejamos fuera de la nevera un rato antes para que no esté muy fría.

Acabado y presentación

Una vez cocinada la avena y servida en el bol, añade los cacahuetes, la mermelada de plátano, el mango deshidratado y los nibs de cacao. El desayuno está listo para comer. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...