Cómo se hace el cristal de patata, un crujiente translúcido para la presentación de platos

No es lo mismo un crujiente de patata que un cristal de patata, este último debe ser translúcido. Si os preguntáis cómo se hace el cristal de patata, aquí tenéis un vídeo muy didáctico en el que ver la elaboración paso a paso.

Cristales de patata

Actualmente sobran recursos para decorar los platos, para aportarles un toque distintivo, pero hay clásicos que no se deben perder, como son los cristales de patata, una fina lámina crujiente, casi transparente, que es muy fácil de hacer, aunque algo entretenida. Nada mejor que ver el vídeo del Canal Cándido para descubrir cómo se hace el cristal de patata y conseguir un crujiente translúcido para la presentación de platos de lo más variados.

Como podréis ver, no se necesitan más que cuatro ingredientes, pero también hay que decir que hacen falta más de cuatro horas para obtener estos crujientes de patata translúcidos, así que podéis empezar a tomar nota de la elaboración e ilustraros con el vídeo y buscar el momento adecuado para hacer los cristales de patata, pero, tranquilos, que esas cuatro horas las necesita la preparación, no son de dedicación, lo veréis a continuación.

Para empezar a preparar los cristales de patata primero ha que cocer las patatas enteras, pero peladas, en una olla con agua. Cuando estén tiernas, las patatas se deben retirar del agua, trocearlas y pasarlas por el pasapurés, en este momento se condimenta con pimienta blanca molida y sal. No hay que añadir ninguna grasa, pues ésta no permitiría que quedara el crujiente buscado.

Una vez obtenido el puré de patata condimentado y bien fino, se vierte sobre papel vegetal y se cubre con el mismo, con ayuda de un rodillo se extiende hasta conseguir una lámina de puré muy fina. A continuación se coloca sobre una bandeja de horno y se cubre con otra bandeja de horno para que quede plana después del deshidratado.

Para secar el puré, se introduce la bandeja en el horno a una temperatura de 70º C durante cuatro horas. Pasado este tiempo, el puré de patata ha perdido toda la humedad, entonces se retira el papel vegetal, sin importar que se rompa la placa de puré de patata, porque para terminar de hacer los cristales y para decorar los platos, se deberá romper a trozos.

El último paso es freír los trozos de puré deshidratado en aceite de oliva, cuya temperatura no debe superar los 130º C (lo ideal es entre los 110º C y los 130º C). El cocinero explica que dado que son láminas muy finas, tardarán muy poco en estar hechas, por lo que conviene freír varias a la vez. Del mismo modo, recomienda sacar rápidamente todos los crujientes translúcidos de patata del aceite en cuanto cambian de color y colocarlos sobre papel de cocina absorbente para desechar el exceso de aceite, como en cualquier otra fritura.

¿Qué os parece? Ya habéis visto que sólo se necesitan patatas, sal, pimienta, aceite para freír y un poco de paciencia para hacer cristales de patata, ¿qué plato os gustaría decorar con ellos? Sobra decir que quedará terminantemente prohibido dejárselo en el plato, además de ser un crujiente con auténtico sabor a patata, aportará contraste de texturas, volumen a los platos… un toque distinto y natural.

Foto | Instructables

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,83 de 5)
4.83 5 6
Loading ... Loading ...