Mycusini, la primera impresora 3D para chocolate por menos de 200 euros

Mycusini es la primera impresora 3D para chocolate desarrollada por la empresa Print2Taste, que ha lanzado una campaña en Kickstarter ofreciendo esta herramienta a un precio que ronda los 200 euros.

Impresoras 3D de Print2Taste

Print2Taste es una empresa alemana creada en 2015 especializada en el desarrollo de sistemas de impresión alimentaria en 3D, que se propuso desarrollar una impresora 3D con un precio de venta inferior a 200 euros. Su objetivo era llevar las enormes posibilidades de esta tecnología a todas las cocinas, y tras un par de años de trabajo, presentan Mycusini, la primera impresora 3D para chocolate por menos de 200 euros, ideal para quienes experimentan con el chocolate 3D a nivel usuario.

La empresa explica que ha optimizado la impresora para adaptarla a las necesidades de los consumidores, tiene unas dimensiones reducidas, es más pequeña que una máquina de café, y se puede colocar en la cocina sin que apenas reste espacio. Cuenta con un sencillo sistema para colocar los cartuchos de chocolate en un extrusor innovador de liberación rápida, es muy fácil de utilizar y tiene un nivel de precisión y acabado de gran calidad.

Con la impresora Mycusini se van a poder crear todo tipo de pequeñas decoraciones de chocolate en 3D, cuenta con una base de datos con más de 100 planos de objetos y textos creativos, aunque con la aplicación asociada del teléfono móvil se pueden crear todo tipo de textos personalizados. En un futuro próximo se espera facilitar que los usuarios puedan añadir sus propias plantillas, textos e imágenes a través de un sistema basado en la membresía.

Los responsables de Print2Taste explican que no hay ningún misterio en la impresión de alimentos en 3D, tan sólo es la dosificación del producto capa a capa utilizando una boquilla adecuada, el aparato calienta automáticamente las cargas de chocolate a la temperatura ideal para la impresión. Además, el sistema es muy higiénico, ya que el dispositivo no entra en contacto directo con las cargas a diferencia de otros modelos de impresoras 3D y su dispensador se puede lavar en el lavavajillas sin ningún problema. La empresa comenta que se trata de una herramienta de decoración estándar, ideal para creaciones pasteleras y reposteras a nivel usuario.

Impresoras 3D para crear figuras de chocolate

Sus desarrolladores siguen trabajando para mejorar el software y sigue creando plantillas, por lo que los usuarios tendrán periódicamente acceso a nuevas funcionalidades y planos. A esto hay que sumar lo antes comentado, que los usuarios podrán crear nuevos planos de impresión 3D y compartirlos con los miembros de la comunidad del club Mycusini. Por cierto, según esta investigación de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berna (Suiza), la actitud general ante los alimentos impresos en 3D es negativa, sobre todo por el temor de comer alimentos ultra procesados y extraños, algo que probablemente no ocurrirá con la propuesta de Print2Taste.

En el vídeo podéis ver lo sencillo que es utilizarla y la calidad de los resultados que ofrece. Las primeras unidades o prototipos de la impresora 3D para chocolate Mycusini se han desarrollado con éxito, ahora la empresa ha puesto en marcha una campaña de financiación a través de la a plataforma de micromecenazgo Kickstarter, advirtiendo que participando en la campaña se puede adquirir por 198 euros, fuera de campaña su coste se elevará a 398 euros, prácticamente el doble de lo que ahora cuesta. Hay que decir que a falta de 14 días para que finalice la campaña, la empresa ya ha alcanzado y superado su objetivo económico, por lo que la distribución de Mycucini está garantizada.

Lamentablemente para algunos, esta opción de la campaña ya se ha agotado, lo que demuestra el interés que ha suscitado la impresora, por lo que ahora sólo quedan otras opciones algo más caras, por ejemplo, por 248 euros se puede adquirir la impresora con 10 cargas de chocolate para la impresión 3D, y acceso gratuito al club Mycusini, donde se encontrarán nuevas aplicaciones y plantillas, ya que el equipo sigue diseñando e incluyendo nuevos planos. La impresora sólo está disponible en Europa, Australia y Nueva Zelanda, aunque hay planes para que también se pueda adquirir en otros países.

Incluso pagando algo más, es un aparato que merece la pena tener en cuenta, sobre todo quienes de forma regular realicen creaciones reposteras, aunque también es ideal para quienes tienen pequeños negocios y quieren personalizar de un modo más rico y original sus tartas, pasteles, cupcakes, postres, etc. Podéis conocer más detalles de la impresora a través de la página oficial de la empresa y a través de la página de la campaña en Kickstarter.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...