Crema de requesón, fresas y granola casera (las fresas con nata están sobrevaloradas)

Si os gustan las recetas sencillas y que respeten los sabores y su equilibrio, sea para un desayuno o como postre, tenéis que probar esta Crema de requesón, fresas y granola casera, infinitamente más rico que las ‘fresas con nata’ y, además, más saludable y nutritivo.

Crema de requesón, fresas y granola casera

Del mismo modo que preparamos el requesón para la cobertura de esta Coca de San Juan de espelta, hacemos la base de este desayuno saludable tan sencillo como delicioso, en las fotos lo veis todo, se trata de una Crema de requesón con fresas y granola casera, y ahora os explicamos por qué pensamos que las fresas con nata están sobrevaloradas, como afirmamos en el titular. Y es que a día de hoy es muy difícil encontrar nata buena (la última que tomamos nosotros fue en Galicia, y hace años ya…), y que un restaurante te sirva de postre unas buenas fresas con nata es más difícil todavía.

En cambio, el requesón artesano suele ser accesible, en este post os hablamos del que consumimos en casa, y seguramente en vuestra zona también habrá algún productor de quesos que elabore requesón de verdad, con el sabor de la leche, y no el del plástico de las tarrinas de los supermercados. Pues simplemente aligerándolo con un poco de (buena) leche y endulzándolo al gusto, es como preparamos la crema de requesón, con una untuosidad exquisita y su delicioso sabor, ideal para combinar con fresas y con otros frutos rojos. Y para aportar un contraste de texturas, además de otros nutrientes, qué mejor que la granola casera (cereales y frutos secos tostados y crujientes) que os enseñamos a preparar hace unos días.

Ingredientes (4 comensales)

  • 500 gramos de requesón artesano
  • 60-70 gramos de leche
  • c/n de endulzante o edulcorante (al gusto)
  • 2 docenas de fresones
  • 120 gramos aprox. de granola casera.

Elaboración

Corta el requesón en trozos para ponerlo en el vaso de la batidora o robot de cocina, añade la leche y el endulzante deseado, como opciones saludables ya sabéis que se consideran los dátiles y su sirope, por ejemplo, pero también se pueden optar por la miel, el azúcar de coco… Tritura hasta obtener una crema fina, densa y homogénea, y prueba para saber si está al punto de dulzor.

Crema de requesón, fresas y granola casera

Lava las fresas o fresones, corta el pedúnculo y trocea la fruta al gusto, dependiendo de lo grandes que sean y de cómo se quieran presentar, puede ser en mitades, en cuartos, en daditos…

La granola tiene que estar preparada con antelación, es muy fácil de hacer y se puede personalizar para que lleve los cereales y los frutos secos que a cada uno le gusten. En este post tenéis nuestra receta básica, deliciosa.

Acabado y presentación

En un bol o en copas de postre, sirve una base de crema de requesón, a continuación reparte las fresas troceadas y termina con la crujiente y golosa granola. Y a disfrutar, ¡buen provecho!

Crema de requesón, fresas y granola caseraCrema de requesón, fresas y granola caseraCrema de requesón, fresas y granola casera

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...