Sandía, aguacate, rúcula y semillas, una ensalada para servir en vaso refrescante y deliciosa

Os proponemos preparar una ensalada refrescante y deliciosa que podéis servir en vaso o en plato, en cualquier caso es muy fácil de hacer y de disfrutar, tomad nota de la receta de Sandía, aguacate, rúcula y semillas, con su vinagreta de sésamo y lima.

Sandía, aguacate, rúcula y semillas, una ensalada para

Debemos decir que la combinación de Sandía, aguacate, rúcula y semillas la realizamos de vez en cuando para prepararnos una ensalada como primer plato o entrante, pero la última vez la servimos en una cena con amigos como aperitivo, así, presentada en vaso, y nos parece que puede ser una receta que os puede gustar para ofrecer y sorprender a vuestros comensales en la próxima comida o cena especial. Y decimos especial haciendo referencia a cualquier momento en el que se quiera llevar a la mesa algo distinto, algo nuevo para probar, pero sin necesidad de que haya algo que celebrar, simplemente por el placer de comer rico y nutritivo.

Y es que, como veréis, esta ensalada de sandía, aguacate, rúcula y semillas será un aperitivo para servir en vaso refrescante y delicioso muy accesible y muy fácil de hacer, incluso si tenéis que prepararla para muchos invitados. Ahora bien, no dudéis en reconvertir esta receta en un entrante preparando una buena ensalada servida en un plato o en un bol, con su hierbabuena, su aceite de oliva virgen extra, su aceite de sésamo, el toque de lima… También podéis presentar la ensalada de sandía y aguacate en un vasito si os gusta, y después el comensal se lo puede pasar al plato si va a comer más cómodo.

Ingredientes (4 comensales)

  • 50 gramos aprox. de rúcula
  • 2 tajadas de sandía
  • 1 aguacate
  • 1 ramita de hierbabuena
  • 2 c/s de mix de semillas (calabaza, girasol, sésamo, amapola, cáñamo, chía…)
  • c/n de sal
  • 20 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 5 gramos de aceite de sésamo tostado
  • 5 gramos aprox. de zumo de lima
  • piel rallada de lima.

Elaboración

Mantén fresca la rúcula para que esté tersa y crujiente. La sandía puedes cortarla en dados o hacer bolas con una cuchara parisina (parisien), sobra decir que conviene elegir una sandía sin pepitas.

Elige un aguacate que no esté demasiado maduro, en su punto (si está blando es mejor hacer un guacamole), córtalo en cuartos, así es muy fácil retirar el hueso y también la piel. A continuación corta la pulpa en dados pequeños, otra opción es cortarlo en láminas muy finas con un cuchillo bien afilado o con un pelador de vegetales.

Sandía, aguacate, rúcula y semillas, una ensalada para

Coloca en un bol la sandía con el aguacate y añade las hojas de hierbabuena picadas. Prepara el aderezo mezclando el aceite de oliva virgen extra, el aceite de sésamo, el zumo de lima y sal, vierte la mitad en el bol y mezcla cuidadosamente.

Prepara la mezcla de semillas, que puedes variar al gusto, e incluso puedes añadir algo de frutos secos, como unos pistachos, unas avellanas o unas nueces picadas.

Acabado y presentación

Sirve en los vasos la rúcula aderezada con unas gotas de vinagreta, seguidamente dispón la sandía con el aguacate, añade algunas hojas más de rúcula y termina aderezando con el resto de la vinagreta de sésamo y lima. Ralla un poco de piel de lima y sirve. ¡Buen provecho!

Sandía, aguacate, rúcula y semillas, una ensalada para Sandía, aguacate, rúcula y semillas, una ensalada para Sandía, aguacate, rúcula y semillas, una ensalada para

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...